•  |
  •  |
  • END

El Consejo Empresarial de América Latina, capítulo Nicaragua, y el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, expresaron su preocupación por la situación caótica en que prevén caerá el país si no se toman acciones a la brevedad para enfrentar los efectos en el país de la crisis financiera internacional, y si no se resuelve el problema político provocado tras las elecciones municipales.

El planteamiento fue realizado por los dirigentes empresariales José Antonio Baltodano y José Adán Aguerri, quienes brindaron una conferencia de prensa junto con el empresario salvadoreño Jorge Zablah Touche, quien es a la vez Presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).

Baltodano, quien es miembro del consejo asesor del Cosep, manifestó que en las primeras semanas de enero, el organismo empresarial estará entregando al Ejecutivo y a la Asamblea Nacional, un documento que contiene las preocupaciones de los empresarios, sus sugerencias y sus demandas, a fin de contribuir al mejor manejo de la economía en 2009, año señalado como sumamente crítico por la crisis financiera mundial y las señales de recesión internacional.

Recordó el empresario que el año pasado también entregaron al gobierno del presidente Daniel Ortega un documento que se denominó “Ejes de Desarrollo”, pero se quejó que parte de él no fue realizado.

Baltodano dijo que todo el empresariado debe estar unido para la situación de crisis que se avecina, porque si a las pequeñas y medianas empresas les va mal, les irá mal también a las grandes, por lo tanto, destacó que el documento está siendo consensuado para presentarlo al Ejecutivo y al Parlamento “a fin de que tomen en cuenta nuestros planteamientos”.

Empresario pide solucionar crisis política
Señaló que las empresas requieren de créditos de largo plazo y no hay, y sin esos recursos va a ser difícil producir. Si no hay financiamiento para comprar casas y renovar cafetales, habrá más desempleo e inestabilidad, lo que se agravará si no se respetan las leyes, y, por lo tanto, no habrá desarrollo, añadiendo que se debe solucionar pronto la crisis electoral existente.

“Si es necesario que haya un recuento de votos, debe haberlo, lo que sería fácil hacerlo a lo largo de unos cuatro días, debe ser satisfecha la voluntad de las mayorías, debe haber transparencia, se debe respetar el voto”, destacó el empresario.

En tanto, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri reiteró que están planteando sus preocupaciones y demandas de cada sector empresarial para 2009, añadiendo que hay una asignatura pendiente, que es enfrentar la crisis económica internacional, y se quejó de que mientras el resto de América Latina está tomando medidas, en Nicaragua no se ha hecho prácticamente nada
Panorama
se mira oscuro
Aunque el dirigente empresarial aceptó que 2008 está terminando con una inflación un poco más baja que la de 2007, que se mantiene el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, pese a que no se han aprobado algunas leyes en la Asamblea Nacional y que hubo algún crecimiento económico, para el próximo año la situación se mira crítica.

Señaló Aguerri que si bien es cierto en 2008 hubo crecimiento económico y se mantuvieron las exportaciones, a lo largo del año comenzaron a caer los precios internacionales de los 20 principales productos de exportación del país, lo que puede llevar a que haya decrecimiento en la economía en 2009, además, que se pierdan miles de empleos, especialmente en zonas francas.

También destacó los planteamientos hechos por el Embajador de Estados Unidos, James Callahan, en torno a la cooperación de su país, especialmente en el caso de la Fundación Cuenta Reto del Milenio, cuyo trabajo ha estado centrado en el Occidente del país, al tiempo que recordó que el sector construcción está muy decaído por la falta de demanda del sector privado y la ausencia de inversión a nivel público.

Mientras tanto, el salvadoreño Jorge Zablah, Presidente del CEAL, dijo que existe una real preocupación por los problemas de liquidez financiera a nivel internacional, y que es necesario obtener créditos para que no se detenga la actividad agropecuaria, especialmente.

Zablah expresó que es imperativo que haya una mayor integración centroamericana a nivel aduanero y a distintos niveles, por cuanto la región dividida es débil, pero unida será fuerte, y en ese sentido destacó los planes a nivel mesoamericano en torno a inversión en infraestructura para ir haciendo frente a la crisis mundial.