•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En los registros de Migración y Extranjería de Nicaragua más de 700 mil nicaragüenses emigraron en 2007, según la Red para la Migración, pero los mismo estudios revelan que en 2008 la situación crecería hasta un 25 por ciento, informó Martha Isabel Cranshaw, de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para la Migración.

Según Martha Isabel de la Red, para estos indicadores se toman en cuenta los registros de la Dirección de Migración y Extranjería, así como estudios parciales en diferentes comunidades del país. Sin embargo, estos datos no reflejan a los popularmente les llaman se “van de mojado”, para ello tendría que realizarse un nuevo censo nacional.

Las causas para que las migraciones tengan ese ritmo son las mismas: pobreza y falta de empleo, principalmente a  los egresados de universidades y carreras técnicas, indicó Martha Isabel.

Falta de empleo
La Red de la Sociedad Civil para la Migración, lo preocupante de esto, es que cada día los jóvenes que egresan no encuentran campo laboral, y esto los obliga a emigrar, por tanto, los índices aumentan cada año.
 
Pero esto es más latente aún, cuando se conoce que a  los nicaragüenses en el extranjero les violentan sus derechos humanos, según, se reflejó en el foro: Migración y Derechos Humanos, y donde a la vez se presentó el libro “Centroamericanos redefiniendo las fronteras”, que devela una trasgresión a la Declaración Universal de Derechos Humanos, narra el autor José Luis Rocha.

Según el estudio del Coordinador de Servicios Jesuitas para Emigrantes, José Luis Rocha, esta violación se acentúa en México.

Lo único positivo que se saca de quienes salen del país, y que no podrían regresar, son las remesas, que de acuerdo a Rocha, el gobierno no le ha tomado la importancia que se merece.