•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Un mordisco y arañazos en los cuerpos de Carlos Flores Cardona y Ramiro Mejía Pineda son las principales pruebas que tiene la Fiscalía para acreditar en juicio la violación y el asesinato de la adolescente Fátima Sánchez Flores, de 14 años.

Lo anterior se deprende del intercambio de información y prueba que ofreció el Ministerio Público para demostrar la culpabilidad de los acusados, en el juicio programado para el próximo 15 abril.

Carlos Flores Carmona, acusado de violación agravada en perjuicio de la adolescente, tenía un mordisco en la espalda, el que según peritaje de odontología forense  corresponde a la dentadura de la víctima.

HALLAZGOS
A Ramón Mejía Pineda, el segundo acusado y quien enfrenta cargos por violación agravada y asesinato, los facultativos del Instituto de Medicina Legal le encontraron  rasguños en la región lumbar (parte  de atrás de la cintura).

El doctor Juan Carlos Medina, forense del Instituto de Medicina Legal, explicó en el informe conclusivo de la autopsia que la víctima trató de defenderse de sus agresores.

Para esclarecer el  crimen, la Policía utilizó la técnica canina y un perro marcó el cuarto y la cama de Flores Carmona, indicando con ello que en ese sitio estuvo la victima antes de ser asesinada.

Los abogados defensores alegaron que los testigos de la Fiscalía son contradictorios y pidieron al juez de la causa que mandara a mejorar las pruebas.