•  |
  •  |
  • END

Si la Asamblea Nacional, AN, no ratifica en lo que queda de 2008 los 20 millones de dólares que el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, aprobó para apoyo presupuestario para el país, afectarán los desembolsos para este rubro en 2009, ya que la política de esta institución establece que este tipo préstamos deben ser entregados 12 meses después del anterior.

Así lo explicó Mirna Liévano, representante del BID en Nicaragua, al referirse a los 20 millones de dólares para apoyo presupuestario que están trabados en la AN, por la crisis política surgida tras los cuestionados comicios municipales.

El Parlamento cerró el lunes el año legislativo sin ratificar más de 100 millones de dólares en préstamos internacionales, de los cuales 20 millones corresponden al crédito del BID para apoyo presupuestario.

“Si no se aprueban quedarían para el próximo año, pero en el caso de Nicaragua, tenemos préstamos para apoyo presupuestario que en el banco los conocemos como programáticos, que son por tres años consecutivos, pero hay una política del banco de que un préstamo de apoyo presupuestario sólo puede darse 12 meses después del anterior, o sea que sería muy difícil tener dos en el mismo año”, subrayó.

Apoyo presupuestario
Dijo que el monto se destinaría específicamente para apoyo a la reforma fiscal y social, que es lo que se conoce como apoyo presupuestario, “que es un solo desembolso, pero para poder realizarlo necesitamos la ratificación de la Asamblea Legislativa”.

Liévano se abstuvo de comentar si las sanciones económicas anunciadas por la Unión Europea y Estados Unidos, por la negativa del gobierno del presidente Daniel Ortega a revisar el resultado de las elecciones municipales, tendrán repercusiones en los futuros desembolsos previstos por el BID para Nicaragua.

No obstante, aclaró que todos los fondos deben ser aprobados por el directorio del BID, el cual está integrado por países que “tienen la misma opinión” que tienen sus gobiernos “a nivel bilateral” con Nicaragua.

Sobre el corte de un programa de cooperación de Estados Unidos y las amenazas de que se congele más ayuda, dijo que el BID no tiene cofinanciamiento con el país norteamericano, por lo cual, no habría un impacto directo, aunque sí puede haber un impacto indirecto.

Explicó que el impacto indirecto se vería por la influencia que tienen todos los países dentro del banco, y se tienen que contar con su voto para aprobar cada uno de los préstamos y cada una de las cooperaciones.

Meta cumplida en más del 90 por ciento
Liévano informó que el BID desembolsó este año 73.3 millones de dólares en préstamos concesionales (de largo plazo y tasas inferiores al 4 por ciento) al gobierno de Nicaragua, destinados al desarrollo económico e institucional del país y priorizando el sector energía, tal como se los solicitó el gobierno.

La cartera representa el 80 por ciento de los 92.3 millones de dólares que el BID tenía previsto entregar este año a Nicaragua, quedando pendientes los 20 millones de dólares trabados en la AN.

Liévano dijo que aún no tienen establecido el monto que la institución podría desembolsar en 2009, porque tienen pendiente evaluar el desempeño de Nicaragua para hacer las proyecciones del próximo año.

Dijo que espera que la evaluación sea positiva, debido a que Nicaragua es uno de los cinco países que sería beneficiado con un fondo especial anunciado por China continental, que se incorpora el próximo año al directorio.

Explicó que China destinó recursos al denominado Fondo de Operaciones Especiales, y uno de los cinco países beneficiarios es Nicaragua, por lo cual, espera que la entrada del país asiático sea favorable para el país.

Liévano dijo que las decisiones de desembolsos no dependen directamente de las evaluaciones del Fondo Monetario Internacional, FMI, pero que el directorio del Fondo está en el BID, y que este último pide una carta del primero que garantice que la situación macroeconómica del país está bien y sin esto, sería difícil aprobar algo.