• Managua |
  • |
  • |
  • END

El abuelo que un día recibió el regalo de un nieto con discapacidad se ha convertido, tras 15 años de colectas y esfuerzos, en un hombre orgulloso de miles de pequeños que han sido beneficiados con el Teletón y que hoy son adultos profesionales.

A través del Teletón, que se efectúa anualmente, se han recaudado los fondos para respaldar a menores con discapacidad.

Por ejemplo, el primer niño símbolo del Teletón, Mauricio Gutiérrez, llegó hasta la Organización de las Naciones Unidas, ONU, para ofrecer un discurso, lo que arrancó lágrimas a Argüello, según admite.

Gabriel Cuadra, en tanto, ha impuesto marcas en el atletismo paralímpico.

Este año el Teletón será el 13 de marzo y los organizadores tienen como meta recaudar 25 millones de córdobas, aunque Argüello confiesa que su sueño es llegar a los 27 millones de córdobas.

A 15 años del primer teletón, ¿cómo ha cambiado la situación de la niñez discapacitada?
Hace 15 años, en el año 2000, soñamos con recoger un millón de córdobas e iniciar con eso la ayuda en la habilitación y rehabilitación de los niños con discapacidad y lo logramos. Se pudieron construir dos centros de estimulación temprana, uno que fue en Rivas y el otro en Villa Reconciliación. Posteriormente, construimos un tercer centro en Ciudad Sandino, que es actualmente uno de los centros donde se prepara a los jóvenes para la vida laboral.

Después de 15 años ya el Teletón es gracias a Dios, una institución en el país. Se ha logrado dar más de 800 mil consultas, no solamente en los primeros tres centros, sino también en el Instituto Médico Pedagógico de Managua, que podemos decir es el corazón y el cerebro de la fundación. Ya tenemos frutos de esos primeros pasos que dimos con los niños o los que fueron niños y ahora son hombres y mujeres quienes están incorporados algunos de ellos en la vida laboral.

¿Qué siente al ver a esos niños que hace décadas llegaron a los centros del Teletón y que ahora tienen una vida normal?
Me siento satisfecho del deber cumplido porque tenemos una obligación (con) todo lo que Dios nos ha dado, en alguna forma, mejores condiciones de vida, de entregarnos también a satisfacer las necesidades de nuestras comunidades, de nuestros hermanos. Pero también me siento orgulloso de estos muchachos.

Cuando vi a Mauricio (Gutiérrez) sentado en la tribuna de las Naciones Unidas se me salieron las lágrimas de la felicidad de ver que nuestro primer niño símbolo se había convertido en un hombre que podía dirigirse a otros jóvenes que tenían problemas de discapacidad como él, y a los que tenían todas sus capacidades, para darles un mensaje desde este ombligo de América que es Nicaragua.

Por otro lado, cuando vemos a Gabriel Cuadra rompiendo récords no solo de latinoamericanos, sino de toda América, gracias a ese esfuerzo de los Olimpipitos, Gabriel se ha convertido en una figura no solo nacional, sino internacional.

¿Qué otros logros destacaría de estos años?
Una cifra que nos ha sorprendido es que de 34 mil niños que se atendieron en todos los centros, hubo un 60% que fueron nuevos ingresos. Eso nos indica que la demanda es bien alta y que como país no estamos dando la atención debida a este problema de la discapacidad.

Pero también es una satisfacción ver que cada día más nuestros niños, que antes eran considerados como no existentes en algunos casos, ahora son presentados con orgullo por los padres y por la sociedad misma.

En estos 15 años hemos logrado que nuestros niños ya jóvenes se incorporen a la vida económica del país. Ya tenemos más de 200 niños colocados en diversas empresas.

¿Y los retos pendientes?
Actualmente la Fundación Teletón es deficitaria en la atención de su centro. Por eso requerimos ir incrementando año con año la colecta. Sobre todo cuando vemos estas situaciones de incremento de la demanda, todo eso nos va a requerir mayor cantidad de recursos.

Por eso estamos solicitando en realidad una meta de 25 millones, pero yo sueño y quiero tener los 27 millones, porque eso nos permitirá también ayudar a algunos centros de estimulación temprana de Los Pipitos en los departamentos.

¿Qué implicaría no lograr la meta? ¿De cuánto es realmente el presupuesto necesario del Teletón?
Sobre el presupuesto estamos hablando de 25.5 millones para atender entre 30 mil y 34 mil niños. Si no logramos la meta, habría que disminuir la atención. Es la única forma, no tenemos de dónde sacar más. La demanda es mucho mayor que lo que logramos recaudar. En los últimos dos años, en realidad el incremento (de fondos) que hemos tenido es mucho menor que la demanda creciente de los padres de familia con sus niños y niñas con discapacidad.

En varias ocasiones usted ha dicho que no debe verse la discapacidad como una enfermedad, ¿qué le diría a las personas que siguen estigmatizando esta condición?

La discapacidad es un estado, no quiere decir que sea un niño con discapacidad total. Hay algunos casos que se tratan de una vida vegetal, y es difícil superarlo. Pero donde hay una pequeña capacidad que se pueda desarrollar y al desarrollarla se mejora el estado de esa persona, y no solo el de la persona misma, sino el de su familia, no hay nada más motivador que el hecho de ver cómo uno de estos niños va mejorando su capacidad.

Polifacético

Leonel Argüello
EDAD: 82 AÑOS

Nació en León. Participó en protestas contra la dictadura somocista, lo que le valió para trabajar en el Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros, Iniser, tras su fundación en 1980.

Fue magistrado electoral para los comicios de 1984 y 1990. También laboró en Interbank. Pocos años antes de la quiebra de la institución bancaria se retiró para formar parte de la Metropolitana de Seguros, que más tarde fue adquirida por una compañía panameña de la cual es accionista.

Actualmente es presidente de la Junta Directiva de la compañía de seguros ASSA Nicaragua y es presidente de la Fundación Teletón Nicaragua.