•  |
  •  |
  • END

La donación de cámaras a la Policía Nacional, que anunció Rusia, y que supuestamente servirán para hacer vigilancia callejera, continuó creando suspicacias en sectores que califican de “raro” que siendo Nicaragua uno de los países más seguros de Centroamérica, se hayan solicitado tales equipos.

Mientras tanto, la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, criticó a esos sectores que pretenden ver un interés político a una medida que sólo busca fortalecer la seguridad ciudadana demandada por la población nicaragüense.

“Es una tergiversación del tema”, aseguró Morales, quien criticó a los que debaten la falta de seguridad en las calles, pero ahora que se busca mejorarla, “cuestionan porque vamos a tener esos medios técnicos para la Policía”.

El director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) Javier Meléndez, dijo sentirse extrañado porque se trata de un tema no muy adecuado para Nicaragua, que se presenta como una de las naciones con menos incidencia de delincuencia.

“Es raro, sobre todo porque la utilización de este tipo de recursos se da en sitios con características urbanas muy puntuales que Managua no tiene”, dijo Meléndez.

Morales, por su parte, señaló que en la mayoría de países las instituciones policiales cuentan con controles de cámaras para vigilar, no sólo el tráfico, sino la actividad delincuencial.

Todas las policías de Centroamérica están aplicando estos medios técnicos para combatir el delito, detalló la ministra Morales. “¿Por qué nosotros no lo podemos tener a disposición de la Policía para combatir la delincuencia?”, cuestionó.

Pero Morales explicó que no sólo se trata de un convenio de cooperación con Rusia para los sistemas de vigilancia, también a través de otras vías se está buscando mejorar el armamento para la institución policial.

Rusia anunció el apoyo a la Policía de Nicaragua para la creación de sistemas de vigilancia callejera con cámaras de vídeo.

Ambos países acordaron estrechar la cooperación entre las estructuras de seguridad durante una reunión que el coronel general Nikolai Ovchínnikov, Viceministro del Interior de Rusia, mantuvo el pasado lunes en Moscú con Carlos Nájar Centeno, Viceministro de Gobernación de Nicaragua, y el comisionado general Javier Meynard, Subdirector de la Policía Nacional de Nicaragua.

Para grandes urbes
Meléndez, del IEEPP, dijo que en países desarrollados y urbes de primer orden las cámaras de vigilancia se ubican en paseos peatonales amplios, centros urbanos y con alta afluencia de transeúntes.

También explicó que es extraño que se pretenda asumir el mantenimiento y cuido de equipos que son sumamente costosos, tal como lo expuso el comisionado en retiro Francisco Bautista Lara.

“En defensa nacional y seguridad pública, hay equipos y logística que ni regaladas se deben aceptar, porque el mantenimiento mismo sobrepasa las capacidades y posibilidades presupuestarias de las instituciones de seguridad”, dijo Meléndez.

Estimó que en realidad la naturaleza y la evolución del delito en Nicaragua ameritan que las instituciones de seguridad estén enfocándose en otras cosas, y no en este tipo de asuntos casi sin sentido.

“Francamente, considero que este asunto, lejos de promover más confianza en la población, generaría suspicacias sobre qué clase de ‘vigilancia ciudadana’ se quiere hacer con ese sistema”, concluyó.

Sin embargo, para la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, el problema ahora es que a todo se le quiere ver el interés político. La población, según la funcionaria, está demandando mayor seguridad pero cuando se buscan los medios técnicos para garantizarla, “todo lo quieren politizar”.

“Vamos a reunir todos los medios técnicos que tengamos a nuestra disposición para fortalecer los mecanismos a lo interno, en función de combatir la delincuencia”, aseguró Morales.