• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • END

Al menos 10,950 días que equivalen a 30 años deberán descontar en la cárcel los cuatro sentenciados por el asesinato del cambista Oscar Samir Herradora y el homicidio del motociclista Guillermo Alvarado Tercero.

30 años de prisión es la pena máxima que establece la legislación nicaragüense, la cual recayó sobre Jairo William Román, alias “El Santero”; Francisco Huete Escorcia, apodado “El Caimán”; Constantino García, alias “Tino” y Roger Altamirano.

Cabe aclarar que en este caso los cuatro sentenciados solo pasarán tres décadas presos, sin embargo, la jueza Décimo Tercero Distrito Penal de juicio de la capital, Fátima Rosales González, había condenado a 78 años y seis meses de prisión a Román, Huete y Altamirano.

Mientras que a Constantino García, apodado “Tino”, lo sentenció a 83 años y seis meses de prisión porque este también fue declarado culpable del delito de portación y uso de armas restringidas.

Los sentenciados a 78 años y seis meses de prisión también deberán de pagar al sistema judicial una multa de C$3,673, que equivale a 50 días del salario mínimo del sector industrial y Constantino García deberá pagar C$14,247 equivalente a 300 días de salario mínimo del mismo sector.

TODOS COAUTORES
A los cuatro sentenciados la judicial los condenó por ser coautores de tres robos agravados, el asesinato del cambista Herradora, el homicidio del motociclista Alvarado y por participar del crimen organizado.

Los integrantes de la banda, conocida como “Los Santeros”, jefeada por Jairo William Román, también fueron condenados por los ilícitos de estrago --o incendio-- y portación ilegal de armas.

En la sentencia condenatoria, la autoridad judicial también ordenó el decomiso de vehículos, armas y dinero que la Policía incautó a los criminales y en la casa de una expareja de Román.

ALEGAN NULIDAD
Los abogados defensores, quienes se negaron a participar de la audiencia de debate de pena, reiteraron que acudirán de nulidad contra el fallo de la jueza Rosales, por considerar que se violentaron derechos constitucionales de sus clientes.

Las defensas de los cuatro condenados expresaron por separado que les fue negado a sus representados el derecho a ser juzgados por un tribunal de jurado, por los delitos de asesinato y homicidio.

Por su parte, los familiares del cambista Herradora y el motociclista Alvarado se mostraron satisfechos con la decisión de la judicial de imponer la pena máxima a los cuatro condenados.

5 ACUSADOS aún están prófugos de la justicia por el asesinato del cambista y el crimen del motociclista, ocurrido el 13 de noviembre del 2014.