•  |
  •  |
  • END

Un agente de la Dirección Antidroga de la Policía Nacional que solicitó anonimato por temor a represalias, reveló a EL NUEVO DIARIO que a altos niveles del Poder Judicial, preparan la liberación de Marty Downs Carlson, nativo de Corn Island, quien cumple sentencia de 10 años de cárcel.

Downs está señalado por el delito de transporte ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, en concurso real con fabricación, tenencia y uso de armas restringidas en perjuicio de la salud pública de la sociedad y el Estado de Nicaragua.

Nuestra fuente señala que Downs Carlson fue trasladado del Sistema Penitenciario de Bluefields al Hospital Alemán-Nicaragüense de Managua, para realizarle tratamientos médicos por lesiones que sufrió el pasado 6 de agosto, en escaramuza que sostuvo con tropas de la Fuerza Naval que lo capturaron junto a Hamilton Wilson, en Willing Creek (RAAS), cuando ambos transportaban 1 mil 62 kilos de cocaína.

Durante el operativo, las autoridades también le requisaron a Downs y Wilson dos fusiles M-16, dos pangas, tres motores fuera de borda y varios barriles de combustible.

Poder y corrupción
Un funcionario del Ministerio Público que omitió su nombre, confirmó que existe un plan para liberar a Marty Downs. “Desde un inicio un dirigente de Yatama trató de interceder a favor de Downs”, indicó.

Antecedentes
Tras declararse culpables de los delitos que se les imputaban, Marty Downs y Hamilton Wilson fueron beneficiados por el juez de Audiencias de Bluefields, Martín Henríquez, con la pena mínima de cinco años de prisión, y en el caso de Downs, Henríquez lo envió a su casa argumentando problemas de salud.

Sin embargo, el Ministerio Público apeló la sentencia, y la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Bluefields, revocó la resolución de Henríquez y dejó el caso en manos de la juez de Juicios de esa ciudad, Hellen Lewin, quien ordenó la captura de Downs.

También --ante la insistencia del Ministerio Público--, la Sala Penal modificó la sentencia en contra de Marty Downs y Hamilton Wilson, que era de cinco años, a diez años de prisión.