• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

El Gobierno tiene sobre la mesa una propuesta que presentó el sector privado sobre una nueva metodología aprobada en Honduras para calcular el salario mínimo de los trabajadores, confirmó ayer el asesor presidencial para Asuntos Económicos, Bayardo Arce.

El funcionario precisó que la nueva fórmula que presentó el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, será analizada por los miembros del Gobierno en la mesa de empleo y salario, donde participan también los empresarios.

“Ya la tienen (la propuesta) todos los miembros gubernamentales de la mesa. Y cuando instalemos, pues veremos cuál es la propuesta y si es viable en Nicaragua o no”, manifestó Arce ayer tras participar en la tercera feria de las mipymes turísticas.

La fórmula que entregó el Cosep al Gobierno en enero pasado, mientras se discutía el nuevo salario mínimo para unos 160,000 trabajadores nicaragüenses, sugiere que el monto se apruebe cada dos años tal y como ocurre en Honduras.

LAMENTA QUEJA DEL COSEP

Arce lamentó que el Cosep no se haya sumado el pasado jueves a la última reunión de la mesa tripartita del salario mínimo.

“Para mí es lamentable que no hayan firmado, pero ¡ideay!, qué vamos a hacer”, cuestionó Arce.

El pasado viernes, el Ministerio del Trabajo fijó para este año un incremento salarial del 11.48% para el sector agropecuario, 10.98% para el resto de las actividades económicas, y 9.80% para la pequeña y mediana industria artesanal y turística.

El Cosep rechazó a través de un comunicado la posición oficial del Gobierno, aduciendo que las decisiones de los últimos años han sido estrictamente “políticas”.

Sin embargo, Arce defendió el esfuerzo de la mesa de negociación salarial aduciendo que el acuerdo “fue tripartito”, contrario a lo que dice el sector privado.

“Las pymes firmaron, ellos (en el Cosep) tienen derecho de expresar su punto de vista, esa es parte del esfuerzo de triple alianza, todos decimos lo que pensamos, buscamos ponernos de acuerdo al máximo, no siempre lo logramos”, manifestó el asesor económico del Gobierno.

Para las cámaras que conforman el Cosep, la Ley del Salario Mínimo es un elemento jurídico que está “fuera de contexto”, pero además la califican de “antieconómica, antinegociación y antipaís”.

El sector privado durante las negociaciones había presentado una propuesta de 9.5%, que fue rechazada por los sindicatos que representan a los trabajadores.

Los nuevos salarios mínimos entran en vigencia desde hoy domingo hasta el 28 de febrero de 2016, de acuerdo a la resolución que presentó la ministra del trabajo, Alba Luz Torres.