Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Culpables por almacenamiento de poco más de cuatro kilos de droga fueron declaradas las siete personas capturadas a finales de octubre de este año, como parte de la operación “Troya” que la Policía dirigió contra supuestas células de “narco apoyo” en Nicaragua.

La Fiscalía y la Procuraduría de Justicia, representadas por Giscard Moraga y Ammy García, solicitaron al juez Séptimo Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, que castigue a cada uno de los siete acusados con nueve años de prisión por el delito cometido.

Los abogados defensores del mexicano Martín Lugo Lucio, el hondureño Pedro Mendoza Romero y los nicaragüenses Jorge Luis Mendieta Romero, Óscar Norlan Herrera Flores, la abogada Vilma Vega, Narda Natalia Downs y Ciril Martínez Mckenly, solicitaron la pena mínima que existe para el almacenamiento de drogas, pero el juez decidió postergar su decisión para este viernes.

En el caso de Jorge Luis, aparte de haber sido declarado culpable por almacenamiento, también fue inculpado por obstrucción de funciones y tenencia ilegal de armas, porque cuando la Policía lo iba a capturar, en Bello Horizonte, le habría disparado a un oficial.

La droga estaba escondida en el cielo raso de la casa que los extranjeros arrendaron, sitio al cual la doctora Vilma Vega asegura que llegó para elaborar una escritura de constitución de una sociedad para operar una empresa turística.

Durante el juicio que se celebró a puerta cerrada, Santos Nicolasa Campos declaró que cuando la Policía llegó a allanar la casa de la abogada Vilma Vega, en la comarca Cedro Galán, supuestamente un policía le dijo: “Vos sólo vas a decir que es de tu patrona”.

La empleada doméstica aseguró que momentos antes del supuesto hallazgo del kilo de droga en un bolso que estaba en la casa de su patrona, ella había buscado su cédula de identidad, y en la bolsa no había ningún paquete, por lo que reclamó, y fue en ese momento que el Policía le habría insinuado que inculpara a su patrona.

El doctor Bismarck Quezada, quien defiende a Vilma Vega, explicó que durante el juicio su cliente declaró que es víctima del “fantasma” de Pablo Loáisiga, de quien ya está divorciada. El ex marido de la abogada fue enjuiciado y encarcelado por almacenamiento de drogas.

Quezada dijo que hay suficientes elementos para apelar, pero va a esperar que el juez emita sentencia.

De las once personas que la Policía capturó en la operación “Troya”, todas fueron declaradas culpables por el mismo Juez Séptimo Penal de Juicio en dos juicios distintos, el primero por almacenamiento de 30 kilos y el segundo por poco más de cuatro kilos de cocaína.