• |
  • |

Dos estudios elaborados por la Fundación Puntos de Encuentro y Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV) revelan que si bien la población conoce la Ley 779, “están menos informadas sobre la Política de Estado para el Fortalecimiento de la Familia Nicaragüense y Prevención de la Violencia”.

Según Juanita Jiménez y Martha Munguía, autoras del “Análisis Jurídico e impacto del Reglamento de la Ley 779”, entre las 90 mujeres que consultaron en 4 grupos focales existe mayor conocimiento sobre esta norma, las reformas contenidas en la Ley 846 y el reglamento (Decreto 42-2014), pero tienen menos información sobre la política (Decreto 43-2014), por lo que recomendaron ahondar en la misma.

La Política de Estado crea las consejerías familiares comunitarias e institucionales “para fortalecer la familia nicaragüense y prevenir la violencia desde el núcleo familiar”, sin embargo las mujeres consultadas en la costa Caribe opinan que estas dos estructuras “chocarán” con las prácticas ancestrales, los Whitas y los Consejos de Ancianos.

No obstante, por las particularidades propias de la costa Caribe, las investigadoras recomendaron la realización de nuevos estudios para “visibilizar” el impacto de los decretos 42 y 43-2014.

SEGUNDA INVESTIGACIÓN

Por otro lado, el “Estudio de Población 2009-2014 sobre Derechos de la Mujer”, divulgado por Puntos de Encuentro, confirma que efectivamente la gente tiene más conocimiento sobre la Ley 779.

El 7% de las mujeres en desacuerdo fundamentaron sus opiniones diciendo: “Las mujeres abusan de la ley”, “ha provocado más violencia” y “perjudica el derecho de los hombres”. No obstante, un 57% de ellas están de acuerdo con la ley y un 16% en desacuerdo.

“Que la gran mayoría de personas encuestadas dijera conocer la Ley 779, puede ser producto del trabajo de divulgación y promoción por parte de las organizaciones, grupos y movimiento de mujeres”, indica el conclusivo de la investigación ejecutada por Ciet Internacional mediante dos encuestas realizadas en 2009 y 2014 a 5,930 y 6,003 personas, respectivamente, en 43 sitios de Managua, Pacífico sur y norte, Las Segovias, Centro sur, norte y costa Caribe.