• Managua |
  • |
  • |

En promedio la inversión en cesáreas que realizaron en 2013 las Clínicas Médicas Previsionales —entidades administradas por el Ministerio de Salud— y las Proveedoras de Servicios de Salud (IPSS) rondó los US$25 millones.

Una cesárea cuesta entre US$1,500 y US$3,500, dependiendo de la clínica y el departamento donde se dé. El valor más alto se da en los hospitales más caros de la capital. Según Ismael Reyes, presidente de la Cámara de la Salud y propietario del hospital Salud Integral, en esa IPSS el costo de la cesárea está estimado en US$2,950.

“Eso incluye operación, hospitalización, honorarios médicos y medicamentos. Eso si no hay complicación de la paciente, porque si se complica cuesta más. El equipo de médicos está conformado de cuatro: ginecólogo, ayudante del ginecólogo, pediatra y anestesiólogo. El parto cuesta US$1,600 más o menos”, aseguró Reyes.

Según el empresario, “el costo puede variar dependiendo del hospital”. La inversión de US$25 millones se calculó basándose en que el costo promedio es de US$2,000.

En 2013 se practicaron 12,507 cirugías obstétricas de este tipo. De estas, 9,211 fueron en las Instituciones Proveedoras de Salud y 3,296 en las Clínicas Médicas Previsionales (Minsa). Dicha información está contenida en el Anuario Estadístico del INSS, la información oficial más actualizada que se tiene.

¿Gasto para las IPSS?

Manuel Ruiz, especialista en temas de seguridad social, explicó que el INSS tiene un “sistema de financiar la atención médica de la salud de los cotizantes del Seguro Social desde 1993, que es el sistema per cápita, en el que el INSS establece un monto”. En la actualidad dicho monto es de C$375.

Cada asegurado aporta esa cantidad “independientemente de las veces que vaya, por lo que vaya (si por maternidad o enfermedad) y de si no va”.

“La Empresa Médica Previsional no pierde… Y el INSS sea parto natural o cesárea no le paga cinco centavos más”, sostuvo Ruiz.

Datos oficiales del INSS indican que en 2013 había 288,877 mujeres aseguradas, 13,177 de ellas dieron a luz ese año. De ese total, 7,955 parieron por la vía de la cesárea. Las cifras oficiales indican que del total de partos (21,092), 7,915 fueron de los cónyuges de los asegurados.

“Apenas son 13,177 mujeres las que dieron a luz frente a 288,877 mujeres aseguradas que están cotizando y que no salieron embarazadas”, explicó Ruiz.

Las más y las menos

La Clínica Flor de Sacuanjoche, ubicada en Chinandega, es la que practicó el mayor porcentaje de cesáreas en 2013, al registrar que el 78% del total de nacimientos se dieron mediante esa cirugía.

En Managua el hospital Carlos Roberto Huembes es el que reportó más partos (1,545). El 55% de estos se dieron mediante cesáreas.

El Hospital Militar, también ubicado en la capital, fue el segundo centro médico donde se reportaron más nacimientos (1,524). El 64% fue a través de cesáreas.

Sobrepasan límites

Alerta • La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el porcentaje indicado de cesáreas no debe superar el 15%, sin embargo en Latinoamérica la situación es diferente.

Reportes de prensa indican que uno de cada dos mexicanos viene al mundo a través de la cesárea. Países como República Dominicana y Paraguay también doblan el porcentaje permitido por la OMS.

En Nicaragua el INSS reportó que 59% de los nacimientos en 2013 ocurrieron en un quirófano.

Pese a que la cesárea implica más riesgos para la madre, varios médicos consultados por El Nuevo Diario explicaron que las causas para indicarlas son diversas y tienen como propósito el bienestar materno-fetal.

Circular de cordón en el bebé, estrechez de la pelvis de la mamá, cesárea previa y complicaciones durante la labor de parto, son algunas de las causas por las que los médicos indican la cirugía.