Ernesto García
  • Managua |
  • |
  • |

En prisión preventiva por los próximos siete días quedó el guatemalteco José Alberto Rivera, de 52 años acusado de extorsión en grado de frustración en perjuicio de Leonel Agurcia Moncada.

Rivera fue capturado por la Policía el pasado domingo cuando intentaba consumar la extorsión en una estación de gasolinera capitalina, donde citó a su víctima, refiere la acusación.

Rivera comenzó a ejecutar su fallida operación el 28 de febrero presentándose a la casa de Agurcia como Juan Carlos Ramírez e intimidándolo con el argumento de que había sido contratado para matarlo por un pago de U$7,000.

Rivera le dijo a Agurcia que ya le habían adelantado US$2,000 de la suma ofrecida como recompensa, pero que no lo mataría si le pagaba los U$5,000 restantes, refiere el Ministerio Público.

El presunto sicario le advirtió a la víctima que lo tenía vigilado y que si avisaba a la Policía lo mataría cuando fuera camino a la finca que tiene en Boaco, se expresa en el escrito acusatorio.

En defensa del guatemalteco, el abogado Nasser Chavarría, argumentó ante el juez que su cliente vino a Nicaragua a cobrar una deuda que Agurcia supuestamente dejó con el dueño de una empresa de vigilancia en Guatemala.

Al final de la audiencia la jueza Cuarto Local Penal de la capital, Alía Dominga Ampié, dictó la prisión preventiva para Rivera y programó audiencia inicial para el próximo 11 de marzo.