•   Managua y Masaya  |
  •  |
  •  |

El descubrimiento de una red de explotadores sexuales que reclutaba a jóvenes en Granada y las ofrecía a US$250 en la zona del bajadero de la laguna de Apoyo, en Masaya, es un caso que debe provocar alarma en las autoridades que persiguen este tipo de delitos.

La recomendación la hace Medardo Solís, subdirector del organismo no gubernamental Casa Alianza. Según Solís, el caso llama la atención, tanto por el tiempo que se presume operó la banda como por los detalles de su funcionamiento.

A su criterio, el golpe dado a los delincuentes que prostituían a las menores es contundente, pero compromete a las autoridades a estar atentas y seguir investigando más.

Solís recordó que tanto Masaya como Granada son zonas de mucho tráfico turístico, por lo que existe una mayor vulnerabilidad. "Esto podría ser predecible por ser un sector con altas posibilidades que se diera, debido a la presencia de turistas nacionales y extranjeros", comentó en declaraciones al Canal 12 de televisión nacional.

Los peligros

El subdirector del organismo que en Nicaragua brinda protección y refugio a niñas y jóvenes víctimas de abusos, advirtió que las redes sociales y algunos programas de televisión están promoviendo prácticas que propician este tipo de delitos.

Mencionó como un ejemplo la promoción de un sitio que ofrece el  servicio de "Damas de Compañía". “Hay que revisar la programación de algunos canales de televisión, presentados por las empresas cableras que también promueven este tipo de ilícitos a través de telenovelas", agregó.

El especialista en temas de niñez y adolescencia enfatizó que las claves para prevenir estos delitos son la educación y los operativos policiales en aquellos sitios y negocios propensos a esta actividad ilícita.

Por su lado, Elia Palacios, del Movimiento Amplio de Mujeres, dijo estar preocupada debido a que la banda capturada en Masaya tenía más de un año operando. "Pasó mucho tiempo, casi tres años. No puede ser que debió pasar tanto tiempo para que las autoridades supieran que algo malo pasaba", se quejó.

“Consideramos --añadió-- importante el accionar y desarticular la banda, (pero) los jefes de sectores (de la Policía) deberían haber estado pendientes de lo que ocurría en su zona y deben saber qué tipo de lugares y cuál es el movimiento que allí se daba”, reclamó.

Sitios turísticos como el bajadero de la laguna de Apoyo en Masaya son lugares donde hay “altas posibilidades” de que se den casos de explotación sexual, considera el subdirector de Casa Alianza, Medardo Solís.

Prisión a integrantes de la banda

Audiencia • La juez especializada en Violencia de Masaya, Socorro López, decretó prisión preventiva para los cinco acusados de ser parte de la banda de explotadores sexuales.

A los acusados, el Ministerio Público les imputa la presunta autoría de los delitos de crimen organizado y trata de personas en perjuicio de diez jóvenes, entre ellas dos menores de edad.

Los reos sobre los que recayó la prisión preventiva son: Yelka Samantha Jackson Selva o Yelka Samantha Corea Selva, Yelba Petrona Sirias Corea, Gustavo Ruiz Ramírez,  Silvio Ortiz Garay y Felipe Hondoy Martínez. Los dos últimos como cooperadores necesarios.

Las víctimas eran contactadas telefónicamente por la mujer de doble identidad y Gustavo Ruiz; luego eran citadas en Granada, donde los taxistas Garay y Hondoy las  trasladaban al sitio donde eran explotadas sexualmente, refiere la acusación.

Al final de la audiencia preliminar, la jueza López programó la audiencia inicial para el próximo 15 de marzo, cuando se decidirá la fecha del juicio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus