•   San Juan del Sur, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Una costarricense conversa con unos turistas sudamericanos en San Juan del Sur. “No he podido conocer gente en estas vacaciones porque todos solo hablan inglés”, les dijo cerca de restaurantes con letreros escritos en el idioma anglosajón.

Una heladería en la ciudad diferencia sus precios según el tamaño “big”, “medium” o “small”. Muchos restaurantes escriben “prices” sobre los precios y varios hoteles tienen sus páginas web completamente en inglés.

La agencia de bienes raíces Nica Life Realty es una de las empresas que tienen su sitio web en inglés.

“La mayoría de nuestros clientes son extranjeros. Un 95% es de Estados Unidos y Canadá. Entonces nuestra secretaria y agentes de ventas tienen que hablar inglés y la mayoría de nuestros clientes de Managua son bilingües”, explicó Gaspar Guadamuz de Nica Life Realty. “En San Juan del Sur es una necesidad hablar inglés porque la mayoría de los turistas no habla español. Ahora hasta los que venden chicles ya hablan inglés”, agregó.

“NO HABLO ESPAÑOL”

La comunidad de extranjeros en San Juan del Sur crece constantemente. Algunos de ellos saben español, otros lo estudian y algunos se comunican completamente en inglés.

La estadounidense Julie Speier ha optado por estudiar aunque aseguró que está lejos de hablar español fluido. Ella asiste a clases de yoga en Zen donde la mayoría de las clases son en inglés.

FUTURO ES “FUTURE”

En el 2008 Julie Speier  fundó San Juan del Sur Day School, un colegio donde las asignaturas son en inglés con niños que tienen  hasta 10 años. “La abrimos porque la creciente comunidad de familias internacionales necesitaba una escuela en inglés de calidad para sus hijos”, explicó.

Actualmente cerca del 30% de los estudiantes habla solo español en sus casas y aprende inglés en las clases, mientras que los estudiantes que hablan inglés con sus familias estudian español en el colegio. De los 76 alumnos, 30% son nicaragüenses, 30% tienen un padre nica y uno extranjero y 40% provienen de otros países.

“La mayoría de las familias extranjeras están trabajando para aprender español, pero aprender un nuevo lenguaje es un proceso así que muchos de los que viven aquí no son fluentes en español”, dijo Speier. “La gente puede vivir aquí sin hablar el idioma. No es ideal y muchas cosas pueden ser un desafío, pero puedes sobrevivir con poco español”, aclaró.

La profesora aseguró que se habla mucho inglés, ya que cada día llegan más extranjeros al balneario por lo que se forma una diversidad internacional. “Somos un pueblo global”, explicó.

NICAS BILINGÜES

El estadounidense Bobby Hottensen inició junto a sus dos amigos Brendan Deblois y Matt Greenberg la cervecería San Juan del Sur.

Ellos sí hablan inglés porque aseguran que es importante para su negocio, pero Hottensen explicó que se puede vivir en el balneario sin manejar bien el idioma. “Sí, se puede. De hecho mucha gente lo hace”, aclaró.

Para el joven norteamericano el inglés es importante en la ciudad por lo que la mayoría de los trabajadores que atienden a los clientes son bilingües. “Hay muchos extranjeros que vienen aquí y no hablan nada de español y hay algunas cosas de las cervezas como describir los sabores y otras cosas, en las que realmente ayuda si hablas inglés”, dijo Hottensen.

En su negocio como en muchos otros de la ciudad, los menús y letreros están escritos en la lengua anglosajona.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus