•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Igualdad de género, detener los femicidios, erradicar el machismo y permitir el aborto terapéutico fueron las principales demandas que expresaron unas tres mil féminas, quienes  marcharon por la capital en celebración del Día Internacional de las Mujeres. Las marchistas, que acudieron de diferentes ciudades del país, expresaron su preocupación por la elevada cifra de femicidios que se realizaron el año pasado en Nicaragua y lamentaron que sean pocos los agresores que han sido llevados ante la justicia.

La marcha convocada por movimientos proderecho de las mujeres tenía planeado salir de la rotonda Hugo Chávez y bajar hacia el centro histórico de Managua, sin embargo un nutrido grupo de mujeres antimotines impidió su paso, por lo que las manifestantes cambiaron su rumbo y marcharon desde el costado sur de la rotonda Hugo Chávez, pasando por el semáforo del Hospital Militar hasta llegar a la zona de Plaza España, donde leyeron  un pronunciamiento con todas sus demandas.

En la rotonda Hugo Chávez, algunos manifestantes sandinistas también coreaban consignas alusivas al Día Internacional de la Mujer, y al parecer, las fuerzas policiales establecieron un cordón para evitar roces entre los marchistas y los simpatizantes del Gobierno.

Piden derecho de igualdad
“Por nuestros derechos: siempre rebeldes, siempre transgresoras”, fue el lema del comunicado que emitieron las organizaciones de mujeres. En el documento se destaca que “el camino ha estado plagado de obstáculos para callar nuestras voces, preservar el poder patriarcal y frenar los cambios que proponemos para acabar con las desigualdades. Las feministas hemos soportado irrespeto, falta de reconocimiento y exclusión del Estado autoritario, la clase política y élites económicas que actúan en nombre de una República de y para los hombres, en nombre de las religiones fundamentalistas y tradiciones machistas”.

Por su parte Vilma Nuñez,  presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, lamentó que el Gobierno, no permitiera la libre movilización de las mujeres y que mande a mujeres policías a impedir el paso de marchistas pacíficas que solo defienden sus derechos como mujeres.

Carla Artola, una joven manifestante expresó: “Basta de violencia de género, agresión, maltrato físico, psicológico; basta de piropos o silbidos; basta de desnivel laboral o social, arriba las mujeres y viva la igualdad”.