•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Lavar las manos con frecuencia es una medida necesaria para prevenir las enfermedades que pueden presentarse en la población por los fuertes vientos registrados en los últimos días y que hasta ayer, según el Gobierno, habían afectado a 3,046 personas en el Pacífico y centro-norte del país.

La directora de la red NicaSalud, Josefina Bonilla, explicó que con el aumento de la velocidad de los vientos se incrementa la presencia y propagación de microorganismos en el ambiente (virus, bacterias, hongos, etc.) que causan diversas enfermedades, principalmente respiratorias y digestivas.

Debido a la diarrea y la intoxicación, por un lado, y la laringitis, rinitis, bronquitis e incluso neumonía, por otro lado, recomendó realizar el lavado de manos varias veces al día, bañarse diariamente, mantener los alimentos bien tapados y comer en lugares cerrados. Sin embargo, dijo que la piel y los ojos no están exentos de sufrir afectaciones.

En el caso del lavado de manos, Bonilla resaltó que debe hacerse con agua y jabón, y restregando varias veces las palmas, los dorsos, el espacio entre los dedos, las muñecas y las uñas.

Citado por medios oficiales, el especialista en neumología Félix Sánchez afirmó que ha habido un incremento en las enfermedades respiratorias y recordó que los niños y las niñas son los más vulnerables de padecer faringitis, amigdalitis y bronquitis.

Por ello, aconsejó protegerlos del viento y polvo, así como mantenerlos bien hidratados, porque de esa forma sus vías respiratorias funcionarán de mejor manera.

En tanto, autoridades de salud brindaron recomendaciones específicas a personas que padecen de hipertensión. En ese sentido, Silvia Romero, cardióloga del hospital Manolo Morales, indicó que la sensación de calor no necesariamente indica que se padece de presión alta.
No obstante, advirtió que los pacientes deben mantenerse hidratados, con su medicamento al día y consumir comida baja en grasas y sal.

Los adultos mayores  también son afectados por las variantes del clima, principalmente por los cambios de temperatura.

Recuento de daños

Jorge Isaac Delgado y Leoncio Vanegas

Afectaciones• El Gobierno informó que 554 familias, equivalentes a 3,046 personas, resultaron afectadas por los vientos, principalmente en Managua, Chinandega, Carazo, Rivas, Masaya, León, Madriz y Estelí.

Apuntó que en el caso de Madriz hay 78 personas albergadas, mientras que en Occidente se reportan afectaciones en algunas escuelas.

En tanto, en la zona costera de Diriamba hubo desprendimiento de techo en 40 casas y en  varias escuelas de las comunidades de Casares, La Trinidad, San Francisco del Norte, San Vicente y Buena Vista del Sur y Norte.

En San José de Cusmapa, San Lucas y Yalagüina, municipios de Madriz, los Comités Municipales de Prevención de Desastres atendieron a siete familias cuyas casas perdieron parcialmente sus techos.