•  |
  •  |

Mientras el comerciante Sergio Corrales Blandón, su esposa y su hija siguen convalecientes en un hospital privado de la capital, la Policía presentó a  dos sospechosos de participar en el sangriento atraco acontecido el pasado 3 de marzo.

Róger Antonio Álvarez Montalván y Engel Reynosa son los dos jóvenes quienes según la Policía  robaron 2.5 millones de córdobas e hirieron de bala al comerciante Sergio Corrales, junto a su esposa Paula González y su hija Verónica Corrales González.

“Aquí nosotros no sabemos nada, porque aquí no  tenemos televisión”, afirmó una hija del comerciante al ser abordada en la puerta de la sala hospitalaria donde se recupera su progenitor.

VERSIÓN POLICIAL
El segundo jefe de la Policía  de  Managua, comisionado mayor Sergio Gutiérrez Espinoza,   confirmó en conferencia de prensa que al momento del atraco el comerciante transportaba  C$2,500,000.

De los más de dos millones de córdobas robados,  la Policía asegura haber encontrado 910  en la casa de Reynosa, además de haber ocupado el vehículo y la motocicleta utilizados en el  atraco.

Gutiérrez, quien abandonó  el auditorio donde fueron presentados los dos sospechosos antes que los periodistas les hicieran preguntas, señaló que la pistola Ceska utilizada por los asaltantes le fue robada a Wilfredo Muñoz Guardado, el 20 de octubre del 2014,  en el parqueo de un restaurante capitalino.

Corrales recibió cuatro disparos cuando iba en su vehículo junto a su esposa Olivia González y su hija Verónica Corrales González. El suceso ocurrió a eso de las 6:40 de la mañana.

Álvarez y Reynosa fueron llevados a los tribunales capitalinos, pero luego regresados a las celdas policiales de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)  porque el Ministerio Público hasta pasado el mediodía no había presentado la acusación.