•  |
  •  |
  • END

Ir al Centro Nacional de Oftalmología (Cenao) es estar claro de que deberá dedicar por lo menos medio día para ser atendido. Las salas de emergencia y consulta externa del centro permanecen “repletas” de gente.

Allí los pacientes esperan, para pasar y hacer consultas, hasta cinco horas, coincidieron algunos que llegaron ayer al Cenao por una cita, desde zonas como Ocotal, Rivas y Estelí.

La directora del Cenao, Francisca Rivas, dice que “están topados por la gratuidad del servicio… hacemos lo que podemos”, aclara, tras comentar que “desde inicio de año” tienen ese escenario.

Sin embargo, explica que han ideado estrategias para enfrentar la situación. “En emergencias, por ejemplo, hay un médico clasificador que se encarga de ver cuáles son los casos que ameritan ser atendidos con urgencia, y cuáles son los que pueden esperar, para eso el doctor programa las citas por escrito”, expone.

Aparte de eso, refiere que esa programación se elabora con horario escalonado. “Ya que el espacio que tenemos para la consulta externa es pequeño, apenas contamos con tres clínicas”, indica.

Superan las 50 mil atenciones
No obstante, el subdirector del centro, Abraham Delgado, reconoce que “vamos a terminar con las completas… en realidad, la lista de espera quirúrgica y de atenciones es larga, la espera en la primera es de hasta tres meses y en la segunda es de mes y medio”.

El funcionario destaca, en ese contexto, que cerrarán el año con más de 55 mil consultas, y con un total de cirugías que oscilará entre las 4,100 y las 4,200.

“Es decir, la cantidad de pacientes atendidos es importante, porque la expectativa era cerrar 2008 con 45 mil consultas y unas 3,500 cirugías, pero esas cifras las rebasamos porque el servicio y los medicamentos que damos en este gobierno son gratuitos”, justifica, tras añadir que la mayoría de pacientes son de la tercera edad.

Rivas adelanta que para el próximo año la meta es “desahogar” las salas en mención. “Queremos que la espera sea de un mes, por lo menos. Y para eso estamos acondicionando tres espacios en la Policlínica Central que está al lado del Cenao. Eso nos permitirá estar más desahogados”, asegura.

Delgado recalca que lo que quieren es un “ordenamiento” de la atención “para atender más gente y hacer menor la espera con los mismos recursos que tenemos en el centro”, añade.

Prevalecen cataratas
La primera causa de atención y cirugía en el Centro Nacional de Oftalmología (Cenao) continúa siendo la catarata. Le sigue, en ese orden, la demanda de anteojos, el glaucoma, la retinopatía diabética y el trauma ocular que afecta a personas jóvenes y adultas.