•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Las organizaciones de productores de León y Chinandega coincidieron este viernes que el problema ambiental ocasionado por las tolvaneras debe de ser resuelto con un plan, que incluya un componente educativo y tareas de reforestación masiva de las áreas rurales, donde se desarrollan actividades agropecuarias.

José Antonio Mayorga, representante de la Unión de Productores de Nicaragua (Upanic), aseguró que conformarán una comisión técnica para trabajar en coordinación con las instituciones de gobierno las medidas para contrarrestar los efectos negativos del clima.

“La producción en el campo no se detiene y por esa razón estamos en la mejor disposición de apoyar este programa de acción para remediar poco a poco el problema ambiental, porque respaldamos toda iniciativa que venga a favorecer a los productores, procesadores, empresarios y particularmente al medio ambiente”, manifestó.

En ese sentido propuso fomentar el riego como alternativa para disminuir las tolvaneras. “El riego va a generar empleos en el periodo de verano, contribuir al desarrollo económico y traerá más beneficio para todos”, dijo el productor al pedir el respaldo del Gobierno central para este tipo de iniciativas.

Plan: reforestar
Los productores expusieron su propuesta e inquietudes durante un encuentro al que asistieron Juana Argeñal y Roberto Araquistain, ministro y viceministro del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena); William Schwartz, director ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (Inafor); delegados de instituciones del Estado y alcaldes de León, Telica, Malpaisillo, Quezalguaque y Nagarote.

Schwartz indicó que el ofrecimiento concreto es establecer viveros comunitarios de distintas especies de plantas rompevientos, que serán distribuidas en el Occidente del país.

“Tenemos suficientes semillas de eucalipto, acacias y sardinillo para establecer viveros y distribuir plantas a los productores de León y Chinandega, estamos a tiempo porque de aquí a junio ya tendríamos los viveros establecidos y esperando las lluvias de invierno, hay suficiente tiempo para proceder con el plan de acción en contra de la deforestación en áreas productivas”, afirmó Schwartz.

Por su parte, el vicetitular del Marena comentó que desde 2013 el país es afectado por tolvaneras y “ya habíamos analizado este problema y procedimos con la elaboración del plan de acción, que incluye la formación de valores y de educación en todos los sectores de la sociedad, plantar especies de eucalipto, zardinillo y acacias en un área de 400 kilómetros en la zona del este de León, al oeste de La Paz Centro, Malpaisillo, Quezalguaque y Telica”.

Agregó que el 60% de las plantas serán sembradas en áreas que en los años 80 fueron establecidas con eucalipto, “vamos a reactivar las cortinas rompevientos en esas áreas porque son las mismas zonas productivas y que en la actualidad necesitan ser reforestadas. El otro 40% será distribuido en las áreas nuevas que provocan la erosión y que necesitamos proteger de estos efectos para evitar la contaminación ambiental a través de las tolvaneras”, expresó.

Asimismo destacó que hay que implementar prácticas de conservación de suelos en 45,500 manzanas en áreas de cultivos extensivos, que en conjunto con las cortinas rompevientos harán la reducción de las tolvaneras.

También se va a desarrollar la producción apícola y sus derivados, así como campañas de formación de valores en los cinco municipios del departamento de León, anunciaron los funcionarios.