•   Rivas  |
  •  |
  •  |

La empresa concesionaria del Gran Canal Interoceánico, HKND, inició el estudio de suelo en la franja costera sur de Brito, con el objetivo de definir el área exacta donde se construirá el puerto que unirá el océano Pacífico con el mar Caribe a través del canal de 278 kilómetros de extensión.

El Nuevo  Diario constató en un recorrido por las costas de Brito que el análisis de suelo lo están realizando los propios chinos, pero efectivos del Ejército y la Policía impiden acercarse al lugar donde realizan los estudios.  

“Ellos (los chinos) andan en dos camionetas y para ingresar a las propiedades a realizar los estudios de suelos, solicitan permiso a los dueños”, precisó Rodny Carrillo, administrador de la finca Miramar, donde precisamente se inauguró el inicio de las obras preliminares el pasado 22 de diciembre.

Carillo agregó que lo que los trabajadores han manifestado “es que el análisis de la corteza terrestre es hasta la roca madre, pues esto les va a permitir ubicar el área adecuada para construir  el puerto”.

Como parte del estudio de suelos, los trabajadores chinos van señalizando el área  con bolsas plásticas que atan en ramas de las plantas y cuando se trató de conocer mayores detalles, un oficial del Ejército impidió el acceso.

Los caminos

Hasta mediados de febrero, las obras preliminares que están a cargo del Gran Consorcio Nacional para el Gran Canal, de la que forma parte la empresa Llansa Ingenieros, consistían únicamente en la rehabilitación del camino de acceso a la desembocadura del río Brito, que era la zona donde inicialmente estaba prevista la construcción del puerto.

Pero en el recorrido se pudo observar que ahora las obras de apertura y rehabilitación de caminos temporales se van a extender unos 6 kilómetros al sur de la hacienda Miramar, precisamente hacia la zona conocida como la Peña del  Tigre y El Gallo, que es donde los chinos realizan los estudios de suelos para determinar el área de la construcción del puerto en tierra firme.

“Ahorita andamos realizando el levantamiento topográfico  del camino que va de Miramar hacia la zona sur donde se va a construir el puerto, porque en la próxima semana iniciamos a rehabilitar esta vía y la que va hacia la desembocadura del río Brito aún tiene tramos pendientes, debido a que se está a la espera de las negociaciones con los dueños de esas tierras”, señaló un trabajador de Llansa.

El cambio de la construcción del puerto se había oficializado en noviembre reciente. El vocero de la Comisión del Gran Canal, Telémaco Talavera,  dijo que  se construiría a lo interno de las costas  que están a 7 kilómetros al sur de la desembocadura del río Brito, para proteger los manglares.

En la zona, algunos pobladores aseguraron que los chinos de HKND no han regresado a sus propiedades a informarles que por sus tierras cruzará el canal o subproyectos como el puerto. “Ahora han regresado para andar haciendo esos estudios de suelos en las fincas, pero piden permiso para ingresar”, reveló doña Leonor Ramírez.

En tanto, José Saturnino López, de 80 años, aseguró que la información que se maneja en Brito es que el puerto ya no se va a construir en la desembocadura del río, pero que aún desconocen si sus propiedades van a resultar afectadas o no debido a que en la zona se contempla una ciudadela para 140 mil personas y un área  de libre comercio.