•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una madre nicaragüense, Ximena Gutiérrez, denunció hoy frente a la Embajada de Alemania en Nicaragua que le devuelvan a su hijo de cuatro años de edad, quien dijo que fue secuestrado ayer en el país centroamericano por su padre, de origen alemán.

El padre y el niño se encuentran desde ayer refugiados en la embajada alemana en Managua.

El embajador de Alemania en Nicaragua, Karl-Otto König, en declaraciones a los medios, expuso que tanto el padre como el niño tienen la nacionalidad alemana y que la legislación de dicho país europeo dice que tienen derecho a la protección consular.

"Sabemos que es un caso humanitario muy complicado y trabajamos en buscar una solución", sostuvo el embajador.

El niño reside desde agosto, según dijo Gutiérrez, "legalmente" con ella en Nicaragua.

"Es absurdo y totalmente injusto lo que está haciendo el Gobierno alemán representado por su embajada", agregó la nicaragüense.

Asimismo, dijo tener en sus manos "todas las resoluciones y acuerdos sobre la legalidad de nuestra estadía".

Gutiérrez explicó que después de un largo proceso obtuvo un permiso legal en Alemania para venir a vivir con su hijo a Nicaragua, y se llegó a un acuerdo por el que el padre del niño lo visitaría cada cierto tiempo en el país centroamericano.

Sin embargo, Gutiérrez contó que ayer el padre no devolvió al niño y se lo llevó a la embajada de Alemania.

"El padre de mi hijo se refugió (...) en la embajada alemana en Managua y dice que tiene una orden de una corte alemana que le otorgó la custodia", explicó.

En este sentido, la ministra nicaragüense de la Familia, Marcia Ramírez, dijo que dicha sentencia alemana tiene que conocerla el Gobierno de Nicaragua y ser homologada en la Corte Suprema de Justicia.

La primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, manifestó que las autoridades nicaragüenses están respaldando a Gutiérrez.

"El niño ha sido sustraído de los brazos protectores de su madre. El Gobierno nicaragüense no puede quedarse sin hacer nada frente a una ilegalidad", expresó la primera dama.

Asimismo, Murillo señaló que el Gobierno de Nicaragua se ha comunicado a través de la Cancillería con la embajada de Alemania para dar a conocer su disposición de no permitir que el niño pueda salir del país sin el consentimiento de su madre.

"La ministra de la Familia está encargada de este caso para hacer valer los derechos de la madre y del hijo, es una tragedia, un caso muy doloroso. Aquí estamos en solidaridad con la mamá y también estamos pendientes de que cumplan la legislación nacional e internacional sobre derechos del niño", manifestó la primera dama.

La ministra de la Familia expresó que la madre nicaragüense tiene todo el respaldo de las autoridades del país porque se "está violando un derecho esencial de un niño, el derecho a estar con su madre".

"Estamos nosotros haciendo un llamado, apelando a que ese niño sea entregado de inmediato a los brazos de su madre", manifestó la funcionaria, quien además señaló que si el padre del niño lograra llevárselo, "con dificultad lo va a volver a ver (Ximena Gutiérrez) y eso no se le puede hacer a un niño".