Ingrid Duarte
  •   Granada  |
  •  |
  •  |

El programa de educación ambiental conocido como Ecoescuelas volvió a Granada para tratar de contribuir al cambio de hábitos respecto al manejo cotidiano de los desechos sólidos. Se trata de una iniciativa que la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible, Fundenic-SOS, impulsa en alianza con empresas privadas e instituciones del Estado a fin de lograr que se haga un uso responsable de la basura.  

Las Ecoescuelas están presentes en La Gran Sultana desde el 2008, tras una pausa en 2014, volvieron este año al centro escolar “Carlos A. Bravo” para motivar a unos mil estudiantes de primaria y secundaria a que protejan los recursos de la naturaleza.  El doctor Jaime Íncer, presidente de la Fundación, manifestó que esta tarea debe empezar desde los niños.

“Estamos incidiendo en la educación ambiental para preparar a los estudiantes con una actitud en favor de la conservación del ambiente.  Este país tiene muchas potencialidades, pero también tiene grandes problemas ligados con la destrucción forestal, la pérdida de agua, la erosión de los suelos, la extinción de la flora y la fauna, y sobre todo con la dispersión de la basura que tanto daño causa a nuestra salud”, dijo.

Actividades

En el contexto del programa se realizan charlas ambientales de biodiversidad, concursos temáticos ambientales, rotulaciones, exposiciones, festivales, jornadas de limpieza, giras de campo a áreas protegidas e intercambios de experiencias en las que participan alumnos y docentes.  

En el “Carlos A. Bravo” funciona además una pequeña estación de reciclaje para orientar a los muchachos acerca de la separación de los desechos, con sus respectivas calcomanías, apoyado por el Ministerio de Educación, Mined.