•   Managua  |
  •  |
  •  |

Tras una jornada de angustia y tensión, la periodista Ximena Gutiérrez logró recuperar ayer a su hijo, Arum Sahm Gutiérrez  de cuatro años de edad, quien la noche del pasado lunes fue llevado a la embajada de Alemania en Nicaragua por su padre, el ciudadano alemán  Michael Sahm.

Después de varias horas de negociaciones en la embajada alemana, en las que participaron los padres del niño, el embajador de Alemania en Nicaragua, Karl-Otto König, la ministra de la Familia, Marcia Ramírez, y monseñor Bernardo Hombach, se llegó a un acuerdo.

“Hemos encontrado una solución que aceptan ambos padres. Arun sale hoy de la embajada y ninguno de los padres va a hablar con la prensa y yo pido que lo entiendan y lo dejen salir tranquilamente”, dijo ante un grupo de periodistas el embajador alemán.

Por su parte, la ministra de la Familia, Marcia Ramírez, explicó que  lo sucedido con el niño “fue un simple problema de padres que ha sido resuelto en función del niño”.

“El niño regresa con su mamá, eso está garantizado”, enfatizó la ministra aclarando que en problemas de familia nosotros no podemos dar detalles porque esos son asuntos de la vida privada”.

No obstante, aseguró que el niño “no saldrá del país en este momento”.

En tanto, monseñor Bernardo Hombach, obispo emérito de Granada, destacó que el acuerdo entre las partes se logró gracias a la buena voluntad de los padres del pequeño.

Expectativa

El final feliz de la retención del niño estuvo cargado de mucha expectación principalmente en las afueras de la sede diplomática donde se apostaron varias personas con mantas y pancartas apoyando a la mamá del menor, quien denunció que su hijo había sido secuestrado por su padre quien estaba de visita en Nicaragua y lo recogió en el centro donde estudia para luego refugiarse en la sede diplomática alemana.

A las 5:15 de la tarde  el niño se dejó ver por una ventana ubicada en la parte sur de la embajada de Alemania y saludaba con la mano a quienes le esperaban en la calle.

Gobierno apoyó

Sobre este caso al medio día de ayer, Rosario Murillo, coordinadora del consejo de Comunicación y Ciudadanía, expresó que el gobierno de Nicaragua respaldaba a la madre del menor en su reclamo.

“El niño ha sido sustraído de los brazos protectores de su madre. El gobierno nicaragüense no puede quedarse sin hacer nada frente a una ilegalidad”,  manifestó Murillo.

Ximena  Gutiérrez, denunció  en su cuenta de faceboock, que una corte en Alemania le quitó la tutela de su hijo estando ella ausente, motivo que el papá utilizó para buscar refugio en la embajada de ese país en Nicaragua.

El embajador justificó haber recibido al niño y a su papá de nacionalidad alemana por tratarse de una situación “humanamente difícil”.

Antecedente

Gutiérrez, después de un largo proceso obtuvo un permiso legal en Alemania para trasladarse a vivir con su hijo a Nicaragua y según lo expresado, el acuerdo con el padre es que podría visitarlo con cierta frecuencia.

No obstante, el padre el lunes decidió llevárselo a la embajada de Alemania, por lo que su madre puso una denuncia ante la Fiscalía y se estableció una restricción migratoria para impedir que se pudiese sacar al niño del país.