•   Managua  |
  •  |
  •  |

Hace más de 25 años, Centroamérica hizo una apuesta clara a su desarrollo con la cual ha logrado posicionarse de forma satisfactoria en el mercado regional y mundial, sin embargo, la falta de inversión en políticas sociales sigue siendo un desafío para ciertos países de la región, entre ellos Nicaragua, dice Alberto Mora Román, investigador del proyecto Estado de la Región.

“Lo que estamos invirtiendo en salud y en educación es una quinta o una décima parte de lo que están invirtiendo otros países de América Latina, y mucho menos si tomamos en cuenta a países europeos”, señaló el costarricense Mora Román en entrevista con El Nuevo Diario.

A juicio de este especialista, uno de las principales limitantes que tiene Centroamérica para invertir más en salud y educación es la baja carga tributaria.

“¿Cómo podemos avanzar en términos de desarrollo si no tenemos recursos para financiar las políticas públicas?”, cuestionó.

Mora Román estuvo en Nicaragua entre el 16 y 17 de marzo participando en la evaluación de los resultados del Programa Regional de Apoyo a la Integración Regional (Pairca), que financia la Unión Europea.

El proyecto Estado de la Región acaba de publicar el documento Estadísticas de Centroamérica 2014 ¿A qué obedece este esfuerzo?

Esta publicación es parte de los documentos que elabora el proyecto Estado de la Región en Centroamérica, que es una iniciativa académica que inició en 1996 con el propósito de darle seguimiento al desarrollo humano sostenible desde una perspectiva regional y analizar los desafíos que trascienden las fronteras territoriales entre los países y que de alguna manera nos afectan a todos. Estadísticas de Centroamérica 2014 es una actualización de datos que nos permite lograr fundamentar el análisis y el seguimiento de las principales tendencias del desarrollo en la región en materia social, económica, ambiental y política.

¿Qué tan difícil fue dar con los datos de cada país y de cada indicador que analizaron?
Efectivamente hay dificultades, en algunos casos no existen los datos, en otros casos el problema está más vinculado al acceso a esa información, porque requiere mucho tiempo para poder obtenerse la estadística, y en otros casos porque definitivamente no se llegan a entregar por falta de voluntad política para entregar la información; sin embargo nosotros tenemos fuentes de información de muy diversa naturaleza, tenemos fuentes de información nacionales, internacionales, también hacemos procesamientos de información recolectada con encuestas de hogares en los países o encuestas de opinión pública que se realizan, por ejemplo, la universidad de Vanderbilt  en los Estados Unidos.

De acuerdo con esta publicación ¿cómo está Centroamérica? ¿Qué factores favorecen su desarrollo y cuáles no?
En materia de inversión social, por ejemplo, hay serios desafíos para lo que estamos invirtiendo en salud y en educación, que es una quinta parte o una décima parte de lo que están invirtiendo países de América Latina, y mucho menos si tomamos en cuenta a países europeos, esto contrasta con las necesidades, pero también con las oportunidades que los países centroamericanos tenemos para impulsar nuestro desarrollo a partir de inversiones claves en aspectos estratégicos relacionados con la salud y con la educación de nuestra población; los países más rezagados son Guatemala, Honduras y Nicaragua, que tienen menores niveles de inversión en educación y en salud, pero también son los países que tienen mayores márgenes de maniobra para lograr cambiar esa situación y poder cosechar los frutos de esas inversiones.

¿Cuáles son esas oportunidades que tienen Guatemala, Honduras y Nicaragua?
Son estos tres países los que hasta el año 2040 y 2050 tendrán flujos cada vez mayor de población en edad productiva, en edad laboral, de 15 a 65 años de edad. Son países que si hoy deciden apostar por la gente, por mejorar sus condiciones nutricionales, mejorar la cobertura y la calidad de la educación y prestar a la población servicios de salud, van a tener oportunidad de cosechar en términos de las oportunidades, de aportar al crecimiento económico, de una inserción adecuada en el mercado laboral de estas personas, y por supuesto de impulsar el bienestar de la población en general.

¿Y los factores que sí están favoreciendo al istmo?
Todos los países hicieron una apuesta muy clara por la inserción en la economía mundial, por fortalecer sus vínculos económicos con el resto de las economías, tanto a nivel latinoamericano como más allá de América Latina, esto les permitió a partir de los años 90 niveles de crecimiento económico, aunque también los hizo más vulnerables a sufrir los efectos de lo que sucede en la economía y lo vimos alrededor del 2008-2009 con la crisis internacional. Y si bien a este punto no hemos logrado recuperar los niveles de crecimiento que teníamos antes de esa crisis, lo cierto es que hemos venido creciendo en nuestras economías, es particularmente llamativo el crecimiento que ha tenido Nicaragua y Panamá en el ámbito centroamericano, pero acá el desafío es lograr visualizar cómo se está traduciendo este mayor crecimiento en mejores condiciones de vida para la población, y es ahí donde está el gran desafío que pasa por la inversión social. De hecho, en Centroamérica las cargas tributarias son muy bajas, lo que se paga de impuestos es alrededor del 15% y 18% del PIB, lo cual en el contexto de América Latina es bajo y si lo comparamos con países europeos donde la carga tributaria es mayor al 30% encontraremos que nuestras debilidades son aún mayores, entonces ¿cómo podemos avanzar en términos de desarrollo si no tenemos recursos para financiar las políticas públicas?

¿No se puede alegar que la baja carga tributaria es un atractivo de la inversión externa directa?
La atracción de la inversión externa directa tiene que ver con muchos factores, no únicamente con el tema impositivo, usted puede atraer inversión externa directa a partir de un recurso humano altamente calificado, sobre la base de la posición geográfica de su país en relación con los principales mercados para un cliente potencial, a partir de las condiciones de infraestructura que brinda su país para el desarrollo de las actividades de ese inversionista, y por las condiciones de estabilidad política que brinda su país, entonces hay muchos factores, no únicamente el tributario, por supuesto que es uno importante, pero no es el único. Imagínese qué puede hacer un país que invierte menos de 100 dólares al año por persona en educación, cuando la magnitud de los desafíos apunta a mejorar no solo la cobertura, sino la calidad de la educación. 

El investigador

Alberto Mora Román
País: Costa Rica

Máster en Políticas de Desarrollo con énfasis en ONG en la Universidad de Bremen, Alemania, y licenciado en Administración de Negocios en la Universidad de Costa Rica.
Desde 1996 participa en la preparación y edición de los informes Estado de la Nación en Costa Rica y coordina la investigación del Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano Sostenible.