•   Managua  |
  •  |
  •  |

Nicaragua es uno de los países más privilegiados de Centroamérica. El recurso agua disponible, por habitante cada año, es de 38,668 metros cúbicos, un promedio superior a la media de la región, de acuerdo al “Diagnóstico del agua en las Américas” elaborado por la Red Interamericana de Academias de Ciencias y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, AC.

Este país es el segundo, después de Panamá, con más agua disponible; por habitante “posee aproximadamente cuatro veces la disponibilidad de agua que Estados Unidos o algunos países de Europa, como Suiza”.

Nicaragua supera también a Brasil, que tiene por habitante 32,256 metros cúbicos de agua por habitante, y a México que apenas tiene 4,742 metros cúbicos por habitante.

“Comparativamente presentamos ventajas porque tenemos los cuerpos de agua superficial más importantes, como el lago Cocibolca, que brinda el agua de más fácil acceso y menores costos, además tenemos dos de las cuencas hídricas más grandes de Centroamérica (lago Cocibolca y río San Juan de Nicaragua)”, según Gustavo Martínez, técnico en gestión hídrica de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (Fundenic).

“Estrés hídrico”

Explicó que aunque Nicaragua es el país con más extensión territorial de la región la baja densidad poblacional “nos da la ventaja de tener mayores recursos hídricos por habitante”.

Sin embargo, también existen riesgos potenciales porque “la región del Occidente y el corredor seco tienen alto riesgo de ‘estrés hídrico’” porque los afluentes se han secado o contaminado.

Por su parte, Carlos Rivas Leclair, director ejecutivo del Instituto de Capacitación, Investigación y Desarrollo Ambiental (Cidea), de la UCA, indicó que a pesar del “privilegio” del país, que comparativamente con la región centroamericana tiene mayor cantidad de agua disponible, es “uno de los que menos cuida sus fuentes de agua”.

Escasez económica

El “Diagnóstico del agua en las Américas” señala que toda la región centroamericana ha sido evaluada con escasez económica de agua debido a la falta de recursos financieros “para utilizar y mantener las fuentes de agua con la calidad adecuada para el consumo humano”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los niveles de cobertura de los servicios de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe son buenos en comparación con otras regiones en desarrollo.

El “Diagnóstico de los Recursos Hídricos en América Latina” elaborado por el Tecnológico de Monterrey en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Fundación Femsa, señala que hasta el 2010 la cobertura de acceso a agua en Nicaragua era del 85%.

En el área urbana el acceso es de 98% y en el área rural es de 68%, mientras el acceso a saneamiento apenas llega al 52% de la población nicaragüense. Tanto en cobertura como en acceso a saneamiento Nicaragua está en último lugar en Centroamérica.

“Se ha mejorado la accesibilidad en los últimos años y posiblemente estemos ya en un 95% de acceso a agua potable, pero hay retos en términos de salubridad porque en tratamiento y en alcantarillas seguimos estando a la cola de la región”, expresó Gustavo Martínez, de Fundenic.

En ese sentido, Carlos Rivas Leclair, del Cidea, dijo que estamos dilapidando los recursos hídricos y cada año se destruyen miles de hectáreas de bosques en el país.

“Hay una cultura de desperdicio de agua, un crecimiento anárquico de las ciudades y no existe un manejo integral de las fuentes de agua, por lo que en algunos lugares ahora solo quedan ríos de piedra”, insistió.

5 cuencas

Nicaragua cuenta, según el “Diagnóstico del agua en las Américas”, con cinco de las 19 cuencas hidrográficas principales de Centroamérica. Los ríos: San Juan, Coco, Grande de Matagalpa, Escondido y Wawa destacan en la región.

Sin embargo, a pesar del gran volumen de agua superficial disponible en el país, el estudio indica que “la principal fuente de suministro es de origen subterráneo, debido a que las aguas superficiales presentan más problemas de contaminación”.

Agua para 1 millón más

Cambios • El Gobierno garantizará acceso a agua y saneamiento a más de 1 millón de personas a través de un programa especial desarrollado por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), el Ministerio de Salud (Minsa), el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom) y otras instituciones del Estado.

El secretario general de Fetsalud, Gustavo Porras, manifestó a medios oficiales que hasta el primer trimestre del año 2016 el plan brindará agua a más de 260,000 familias, lo que equivale a aproximadamente 1.2 millones de habitantes de todo el país.

Nicaragua tiene una población ligeramente superior a los 6 millones de habitantes.

Ervin Barreda, presidente de Enacal, afirmó que como parte de la ampliación en la cobertura de acceso al agua, cada cuatro meses estarán haciendo muestreos, en conjunto con las autoridades sanitarias, en más de 4,600 sistemas de agua potable para verificar la calidad del agua.

El proyecto contempla la capacitación de los Comités de Agua Potable en temas administrativos y en el mantenimiento de la infraestructura para trabajar “de manera articulada para dar una respuesta más efectiva a la población”.