Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El contralor Lino Hernández se mostró sorprendido por el “cargo” con el que fue presentado Rafael Ortega Murillo, en Rusia, pues no conoce que exista algún nombramiento en ese sentido, mientras que representantes del gremio periodístico afirmaron que lo que se hizo fue “inventar” la figura para justificar la presencia del hijo de la pareja presidencial en la enorme comitiva que les acompaña.

“La verdad es que no entiendo a qué le llaman radio y televisión nacional, porque a lo mejor quisieron decir nicaragüense, porque entiendo que él maneja asuntos de publicidad, que es administrador de (la Nueva) Radio Ya y que tiene relación con Canal 4, pero no sé, la verdad es que habría que analizarlo”, dijo Hernández.

La primera dama, Rosario Murillo, coordinadora de Comunicación y Ciudadanía, dijo desde Rusia que su hijo Rafael Ortega les acompañaba en la gira presidencial “en representación de la radio, prensa y televisión nacional”.

Murillo aseguró hace algunos meses que todos los hijos que viajan con Ortega y ella hacen trabajo “voluntario”. Lo cierto es que a esta confusión se le denomina nepotismo, o la preferencia que algunos gobernantes o funcionarios públicos tienen para dar favores o empleos públicos a familiares.

“No conozco que haya algún nombramiento en ese sentido y lo que me hace pensar es que esas prácticas que se criticaban a otros Gobiernos, se estén implementando ahora, porque el hecho que se haya hecho ayer, no quiere decir que sea bueno hoy”, añadió Hernández.

Hay que recordar que en el pasado las administraciones de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, se caracterizaban por viajar con una lista considerable de familiares. Yendo más lejos, en el período de mandato de Somoza, varios allegados y familiares ocuparon puestos en el gobierno. Ahora la historia se repite con la familia Ortega-Murillo en el poder.

Es para justificar viajes de “familia real”

Para Francisco Rivas, Presidente de la Asociación de Periodistas de Nicaragua, APN, este nombramiento no es de extrañarle ya que “el actual gobierno maneja los asuntos del Estado como si se tratara de una familia real, es decir, rey, reina y príncipes herederos compartiendo el poder”.

Rivas también señaló que ésta es una forma de menospreciar la profesión de periodista, ya que si van a inventar un nuevo cargo que tiene que ver con la labor comunicativa, deberían poner al frente a una persona que sí sepa de qué se trata todo lo relacionado a al periodismo.

“Ésta es la forma en como han venido tratando al gremio (de periodistas), primero cancelan las pautas publicitarias y ahora lo menosprecian. A esto no se le llama “amor” a la familia, sino nepotismo”, finalizó Rivas.