•  |
  •  |
  • END

Los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), arrastraron el expediente del caso conocido como “La Tapita” de la Coca Cola y con ello dejaron en suspenso la sentencia de un juez ad hoc, que ordenaba a la empresa el pago de 54 millones de dólares a más de siete mil demandantes.

El Presidente del TAM y de la Sala Civil Dos, Gerardo Rodríguez, informó que atendieron el caso con carácter de urgencia porque se trata de un pago millonario, donde se dejaba en indefensión a la empresa cuando el Poder Judicial sale de vacaciones.

Explicó que junto a los magistrados Vida Benavente y Denis Maltez, admitieron en ambos efectos un recurso de hecho presentado por Silvio Argüello Sandino, representante de la empresa Industria Nacional de Refresco S.A, antes Panamco de Nicaragua S.A.

“No hemos conocido del fondo del recurso, la empresa dice que perdieron en primera instancia y los mandaron a pagar el equivalente a 54 millones de dólares, y que el juez les niega el derecho a apelar y por eso lo admitimos en ambos efectos y ordenamos al juez enviar el expediente hoy mismo”, dijo Rodríguez.

Un juez ad hoc
El caso fue fallado por el juez ad hoc, Francisco López, quien ordenó el pago de 88 millones 838, 595 córdobas, equivalentes a 54 millones de dólares, a las 7,704 personas que destaparon las ocho mil 390 bebidas presuntamente premiadas con el número 195, un total de 129 mil 778 córdobas con 14 centavos por cada tapita.

Ante la negativa de la Coca Cola de reconocer los premios, aduciendo que había habido una equivocación, los miles de reclamantes conformaron la asociación “En participación Dios nos ayuda” e interpusieron una demanda civil ordinaria con acción de pago.

Rodríguez explicó que en base a lo establecido en la Constitución y a la Ley Orgánica del Poder Judicial, la apelación debió ser admitida para conocer quién tiene la razón.

“No es posible que se mande a pagar semejante suma y que la empresa se quede en indefensión porque vamos de vacaciones”, agregó Rodríguez.

Rodríguez dijo que aunque está operado de la columna llegó a atender el caso, porque de no hacerlo podrían ejecutar la sentencia, embargar bienes y causar un enorme daño.

Afirmó que el juez López se equivocó al rechazar la apelación y por eso el Tribunal lo admitió en ambos efectos. Pero no quiso calificar si la actuación fue irregular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus