•   Managua  |
  •  |
  •  |

Más de 200 representantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) participarán el próximo 7 y 8 de abril en la revisión de su oferta académica para adaptarla a la realidad nacional, que es uno de los grandes retos de esta alma máter, señaló su nueva rectora, Ramona Rodríguez.

“Uno de nuestros desafíos es continuar fortaleciendo la formación profesional de los jóvenes en las distintas carreras, por lo que vamos a tener un proceso de talleres de planificación estratégica donde van a participar docentes, autoridades, estudiantes y personal administrativo”, indicó Rodríguez, que ayer asumió oficialmente la rectoría de la UNAN-Managua.

Asimismo, explicó que el objetivo es que la oferta académica sea consecuente con el Plan Nacional de Desarrollo Humano y con importantes proyectos para el país, como el Gran Canal Interoceánico.

La UNAN-Managua tiene una matrícula de más de 33,000 estudiantes y tiene 74 carreras, siendo medicina y contabilidad las más demandadas.

Aprovechar talento

Otra meta, dijo Rodríguez, es aprovechar la importante cantidad de personas formadas a nivel de doctorado que hay en la universidad para profundizar en la realización de investigaciones más pertinentes y con mayor impacto en la sociedad.

Rodríguez afirmó que también buscan fortalecer la extensión y proyección social de la universidad, algo que hasta el momento han venido cumpliendo con las prácticas profesionales que ofrecen los estudiantes en empresas públicas y privadas, así como ofreciendo posgrados para la formación continua de funcionarios de instituciones del Estado o de la sociedad civil.

Trayectoria

La nueva rectora de la UNAN-Managua es licenciada en ciencias de la educación --con especialidad en enseñanza de la biología y ciencias naturales--, tiene una maestría en medio ambiente y recursos naturales por la Universidad Autónoma de Barcelona, una especialidad en metodologías de la investigación por la UNAN-Managua y un posgrado en liderazgo universitario por la Universidad de la Plata.

Además, lleva 27 años trabajando en la UNAN-Managua y desde el 2010 se desempeñaba como su vicerrectora, pero tras la repentina muerte del rector magnífico Elmer Cisneros Moreira, el pasado 28 de febrero, pasó a ocupar el máximo cargo de dicha alma máter.