•   Managua  |
  •  |
  •  |

Pese a que Cruz Roja Nicaragüense (CRN) ya tiene en sus estadísticas un ahogado correspondiente a la pretemporada de Semana Santa 2015, las cifras de los últimos cinco años revelan que las muertes por sumersión han venido disminuyendo durante este periodo.

La misma tendencia han tenido las muertes por accidentes de tránsito durante la Semana Mayor, según los datos oficiales que las autoridades policiales dieron en los últimos cinco años.

Lisseth Guido, responsable de Comunicación y Prensa de CRN, atribuyó la baja en las muertes por sumersión en los últimos cinco años, a las campañas de sensibilización que han venido realizando en conjunto con diferentes instituciones “para que la ciudadanía tome conciencia sobre la importancia de cuidar su vida mientras visitan los balnearios durante la temporada de verano”.

En 2010 la institución de socorro registró 16 ahogados y en 2014 el reporte fue de 10.

Aunque estas cifras corresponden solo a los lugares donde CRN tiene cobertura y no coinciden con los datos de otras instituciones, Guido precisó que las mismas revelan “que realmente ha habido una disminución de personas fallecidas por sumersión”.

ACCIONES

Por su parte, para mantener la tendencia que han tenido las muertes por accidente en Semana Santa, la Policía está ejecutando una campaña de prevención, realizando acciones operativas específicas como supervisión en las carreteras y salidas de las principales cabeceras departamentales y municipales; regulación del tráfico, revisión de la documentación de los conductores en empalmes, vías, zonas de veraneo y centros turísticos; además se inspeccionará el estado técnico-mecánico de los automotores.

“También se pondrá en marcha el funcionamiento de los dispositivos de alcoholímetros y velocímetros en estos puntos de control a fin de constatar el estado de embriaguez y velocidad en que andan los conductores”, informó la Policía en su sitio web.

Según las estadísticas policiales, las muertes por accidente durante la Semana Mayor han tenido un deceso, porque, por ejemplo, en 2010 se contabilizaron 95 fallecidos, 28 de los cuales perdieron la vida en las vías, pero en 2014 los decesos por esta causa disminuyeron a 20.