•   Managua  |
  •  |
  •  |

La falta de evidencia es una barrera para la resolución de problemas. Bajo esa premisa, la delegación de la Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) puso en marcha un sistema que permite monitorear cada día la situación de factores relacionados a la calidad educativa.

El programa Monitoreo en Tiempo Real de la Gestión Escolar se ejecutó entre el 26 de octubre y el 26 de noviembre del 2014 en once escuelas de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS), y este año planean llevarlo a 50 centros de la misma zona, según Oscar Antonio Urbina, coordinador de dicha iniciativa. Además, esperan que sea retomado por el Ministerio de Educación (Mined).

“No teníamos evidencia sobre las barreras que impiden el mejoramiento de la calidad de la educación (…) no es suficiente esperar tener datos de encuestas, sino que tenemos que obtener estos datos de manera oportuna porque la situación de las escuelas cambia cada día”, explicó Rinko Kinoshita, representante adjunta de Unicef en Nicaragua.

Refirió que los indicadores de calidad educativa que son monitoreados son ausentismo de docentes, ausentismo de estudiantes, violencia entre estudiantes o de docentes a estudiantes y estado de los sistemas de agua, saneamiento e higiene.

“Nos preguntamos cómo podríamos obtener esos datos de manera oportuna, cada semana o cada día, para que las autoridades de Gobierno y los directores de escuelas pudieran saber dónde están las brechas para mejorar la calidad de la educación”, apuntó Kinoshita.

¿Cómo funciona?

En cada una de las once escuelas debe haber un colaborador por cada aula que, en el caso de preescolar a cuarto grado, son padres y madres, mientras que de quinto a undécimo grado son los mismos estudiantes, expuso Urbina, quien dijo que los directores también fueron colaboradores.

Estos colaboradores cuentan con un teléfono inteligente Android y a partir de las 11:00 a.m. reciben un cuestionario de 32 preguntas que requieren respuestas de “sí” o “no” o solo un número en específico.

Urbina destacó que a pesar de que son muchas preguntas, los colaboradores no pierden mucho tiempo porque son fáciles de contestar y porque el sistema envía algunas en dependencia de las respuestas.

Agregó que los datos brindados pasan a una plataforma llamada Telerivet, la cual se encarga de ordenarlos usando gráficos que muestran la evolución de la situación respecto a días y semanas anteriores. Luego, esa información es enviada a los tomadores de decisiones, que en este caso son la Secretaría de Educación de la RACS y la Dirección de Agua, Saneamiento e Higiene.

Herramienta modelo

Efectiva• El coordinador del programa Monitoreo en Tiempo Real de la Gestión Escolar, Oscar Antonio Urbina, mencionó que en dos escuelas de Laguna de Perlas identificaron que algunos docentes no llegaban a impartir clases al menos una vez a la semana y que al ser consultados alegaron la asistencia a capacitaciones, lo cual posteriormente fue desmentido por las autoridades educativas.

También dijo que encontraron escuelas que pese a tener un sistema nuevo de agua, saneamiento e higiene, este no estaba disponible para los estudiantes porque el personal de limpieza disponía mantener cerrados los baños.

Urbina señaló que al inicio del programa las autoridades reaccionaron “celosas”, pero que después se dieron cuenta de su importancia y hasta están proponiendo escuelas en las cuales implementarlo para darles un seguimiento a detalle.

Además, refirió que es una herramienta muy útil para el Mined, ya que esta institución no cuenta con los recursos humanos y económicos suficientes para enviar a sus técnicos y asesores pedagógicos a monitorear la gestión de cada centro educativo.