•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Dos muertes por ahogamiento, uno en accidente de tránsito, y al menos 15 lesionados en percances automovilísticos marcó el inicio de las vacaciones de verano.

La muerte por ahogamiento del niño Ezequiel Aburto Reyes, de ocho años, al mediodía del sábado en el centro turístico El Trapiche, fue la principal tragedia en la víspera de la Semana Santa.

El niño llegó al centro de veraneo ubicado 19 kilómetros al noreste de Managua en compañía de su padre, Róger Aburto López, de 50 años, que presuntamente estaba ebrio al momento de la tragedia.

La jefa de la Policía en Tipitapa, comisionada mayor Yanina Robleto, confirmó que el papá del niño permanece retenido en esa sede policial a espera de que se resuelva su situación legal.

En la víspera de Semana Santa también perdió la vida por sumersión, en el municipio de Mateare, William Sánchez López, de 28 años; y en accidente de tránsito el inspector de la Policía Nacional Francisco Acuña Suazo, de 33 años, chocó contra un autobús que estaba estacionado en una calle del barrio San Judas.

10 lesionados
La tarde de ayer, a la altura del kilómetro 13 de la Carretera Panamericana Sur, una rastra que circulaba de sur a norte invadió el carril del sentido contrario donde circulaba un microbús que cubre la ruta Managua-Jinotepe y en el cual viajaban 17 pasajeros.

Como resultado del accidente se reportó a 10 lesionados --entre los que están tres mujeres--, quienes fueron trasladados al hospital Antonio Lenín Fonseca en vehículos particulares y ambulancias de la Cruz Roja.

De los diez lesionados la más grave es Jahaira Román, que ingresó en estado inconsciente, informaron  fuentes médicas.

Médicos se accidentan
Por su parte, en el sureño departamento de Rivas  ocurrieron  seis accidentes de tránsito entre la tarde del viernes pasado y la mañana sábado, con saldo de siete personas lesionadas.

Entre los lesionados en los accidentes de tránsito ocurridos en Rivas figuran los médicos Luis Carlos Dávila y Eduardo Suárez Ojeda, que son originarios de Managua.

Los galenos por la gravedad de las lesiones sufridas fueron trasladados al hospital Lenín Fonseca, en Managua, donde permanecen en estado estable.

Accidente interrumpió 2 horas el tráfico internacional

Róger Olivas
Durante dos horas el tráfico internacional proveniente del puerto de Corinto y del puesto fronterizo El Guasaule, así como de vehículos particulares, estuvo detenido debido a la triple colisión entre dos cabezales y una camioneta ocurrida a las 7:30 a.m. de ayer.

El percance ocurrió en el kilómetro 126 de la carretera León-Chinandega, cerca de la mansión del exjugador de Grandes Ligas Vicente Padilla, cuando Wilber Vega, de 25 años y conductor del cabezal placa CH-14016 que provenía de Telica con dirección hacia la ciudad de Chinandega, no pudo esquivar a la camioneta CH-21052 manejada por Francisco Alvir.

“De pronto el cabezal se me chorreó, esquivé un paredón para cruzar mi vía. El chofer del otro cabezal buscó cómo capearme, pero fue imposible e impacté con él”, relató el chofer.

Por su parte, el guatemalteco David Hernández, de 38 años, conductor del cabezal placa 602DBB2, dijo que se dirigía de una zona franca de la ciudad de El Viejo hacia una zona franca de la ciudad de León, cuando Vega, por intentar aventajar a la camioneta, le invadió el carril.

Tras el impactó, el tanque de combustible del cabezal placa guatemalteca derramó 55 galones en el pavimento, por lo que miembros de la Asociacion Civil del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Chinandega utilizaron material para mitigar el derramamiento.

A pesar de los llamados y esfuerzos de las autoridades para evitar las tragedias en la Semana Santa, la víspera tuvo un resultado negativo con tres muertos y al menos 15 lesionados en accidentes de tránsito.