•   Valencia, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Investigadores de la Universidad de Valencia (UV) establecieron un protocolo de control de enfermedades parasitarias entre más de 2,200 menores de Corn Island (Nicaragua) con el objetivo de luchar contra el parasitismo intestinal en la población infantil.

Según un comunicado de esa universidad española se trata de un proyecto de cooperación que contó con la colaboración de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, como contraparte local, y del Ministerio de Salud del mismo país.

Los objetivos del proyecto son establecer un protocolo de control, el tratamiento parasitológico adecuado y las medidas de prevención necesarias en la lucha contra el parasitismo intestinal entre la población infantil de las islas nicaragüenses de Corn Island.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), muchos problemas médicos, sociales y económicos de todo el mundo se originan en la elevada influencia de las enfermedades parasitarias.

De entre ellas, las de microhábitat intestinal son las más prevalentes, además de tratarse de las más comunes en las comunidades más pobres y desfavorecidas, y pueden llegar a causar grandes daños en la población escolar.

Pueden generar problemas intestinales, cuadros anémicos severos, retraso en el crecimiento, desarreglos en la función cognitiva e incluso la muerte.

Carla Muñoz-Antoli, profesora titular del Departamento de Biología Celular y Parasitología de la Facultat de Farmàcia de la UV, dirigió el proyecto "Impacto de la insularidad sobre el parasitismo intestinal de la población infantil nicaragüense: el caso del archipiélago de Corn Island".

Con esta iniciativa logró mejorar el estado de salud de más de 2,200 menores nicaragüenses.

Corn Island son dos islas de un archipiélago localizado en la costa caribeña, que supone un enclave privilegiado donde, a pesar del auge del turismo, se mantienen unos altos niveles de pobreza debido a la falta de infraestructuras, trabajo y servicios, lo que contribuye al aislamiento y la marginación de la población.

El proyecto de la UV evaluó la influencia de la insularidad sobre el estado de salud de los menores de estas islas mediante el análisis del estado parasitológico intestinal.

Entre otros logros, se adecuó el tratamiento parasitológico y se impulsó un proceso de educación de la población para conseguir adoptar medidas preventivas y así interrumpir la transmisión de los parásitos.

Según la profesora Muñoz-Antoli los objetivos del proyecto son conocer el espectro de parásitos intestinales responsables de la alteración del estado de salud de la población infantil hasta los quince años y conocer la prevalencia de parasitación en cada especie parásita detectada.

También pretende conocer las intensidades de parasitación de las especies de helmintos detectados; los posibles casos de multiparasitismos y establecer las características epidemiológicas de cada especie parásita detectada e identificar los factores de riesgo.

Además, busca establecer el tratamiento parasitológico adecuado, así como las medidas pertinentes para la prevención, lucha y control de las diferentes parasitosis.