• |
  • |
  • END

No todo está perdido para el niño que en los últimos días impactó al país. El director del Hospital “La Mascota”, Gerardo Mejía, adelantó que el Ministerio de Salud (Minsa), con apoyo de un especialista voluntario, valorará y ayudará a Enoc Abraham Urbina Téllez, de dos años, quien proviene de una familia pobre y sufre el Síndrome de Crouzon, una malformación craneofacial asociada al cierre prematuro de las suturas craneales.

Mejía precisó a EL NUEVO DIARIO que en la primera semana de enero, del año entrante, el cirujano plástico Armando Siu examinará al menor para luego determinar si se puede operar o no en el país.

Siu es un reconocido médico en el ramo de la cirugía plástica local, es voluntario del hospital en mención y su nombre se asocia a jornadas de trabajo voluntario como las que ha organizado en el país la Fundación Operación Sonrisa-Nicaragua.

Al ser consultado sobre el tema, Siu comentó que conoció el caso descrito a través de su esposa. “Ella vio al niño en la televisión, luego el doctor Mejía me llamó, y ahora (la idea) es examinarlo, pues yo no lo he visto y las operaciones de este tipo deben realizarse tempranito, es decir al niño debieron operarlo en el primer año de edad”, explicó.

Es factible hacer la operación aquí
Aclaró, sin embargo, que es factible operarlo en Nicaragua. En eso coincidió Mejía, pues especificó que entre 2007 y 2008 han realizado unas diez cirugías craneofaciales en “La Mascota”, es decir, intervenciones similares a las que amerita Enoc.

Aunque ambos concordaron en que él podría requerir de más de una intervención quirúrgica. “Hay que ver el grado de afectación que tiene, ya que el síndrome es congénito y tiene diferentes grados, si por ejemplo hay afectación del cráneo, los ojos están muy saltones... podría requerir de dos o tres cirugías”, expuso Siu.

Cirugía funcional
“Lo que pretendemos es hacer una cirugía reconstructiva, el objetivo de la operación no es estético, es decir, el fin no es que el niño se mire bonito... el fin es funcional, pues se quiere que él logre ver bien, entre otras cosas”, subrayó el doctor Mejía.

Al mismo tiempo, aseguró que la familia del pequeño no incurrirá en ningún costo. “Serán gratuitas la cirugías”, recalcó. En ese sentido, tanto Mejía como Siu coincidieron en que ese tipo de operaciones no llega a valer los dos millones de dólares, como ha manejado la familia del niño.

Mejía detalló que en Nicaragua una cirugía de esa naturaleza puede implicar un desembolso, en el sector de salud privado, de 25 mil dólares, incluyendo los medicamentos y la terapia intensiva que requiere el afectado, que implica de uno a dos días.

“Si se hace fuera del país, sí puede ser más costosa, porque los estándares son otros”, añadió el funcionario. Sin embargo, Siu especificó que si ese es el caso, tampoco llegará a los dos millones de dólares.

“En países como Estados Unidos la operación podría costar alrededor de 150 mil dólares”, ejemplificó, tras advertir que, a nivel nacional, hay varios casos como el del niño granadino.


Si quiere ayudar
El niño Enoc Abraham Urbina Téllez vive en el asentamiento “Julián Quintana”, en la ciudad de Granada. En caso de que usted quiera ayudarlo, puede contactarse allí con la familia del menor.