•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El uso excesivo de agua en la producción de alimentos y en el sector agrícola podría agotar el recurso hídrico en todo el mundo en los próximos 35 años, alertó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Consejo Mundial del Agua (CMA) en su informe “Hacia un futuro con seguridad hídrica y alimentaria”, publicado por el diario La Estrella, de Panamá.

Expertos nicaragüenses consideran que la situación con el agua a nivel mundial es preocupante y que se deben tomar acciones para evitar llegar a una crisis que sea difícil de solucionar.

El documento en que se basa la noticia, presentado durante el VII Foro Mundial del Agua (FMA), que se realizó en Daegu, Corea del Sur, y que concluyó ayer, señala que la escasez del líquido será mayor en los países en desarrollo de Asia Meridional y Oriental, en el Oriente Próximo, África del Norte y América del Norte y Central, donde actualmente “se utiliza más agua subterránea de la que puede reponerse de forma natural”.

Ante los riesgos que enfrenta el agua, los organismos insisten en la necesidad de los gobiernos de crear políticas gubernamentales e inversiones de los sectores público y privado, para asegurar que la producción agrícola, ganadera y pesquera se realice de forma sostenible y a la vez salvaguarde los recursos hídricos, como “actuaciones esenciales para reducir la pobreza, aumentar los ingresos y garantizar la seguridad alimentaria de la población mundial”, destaca el informe publicado por La Estrella.

“La seguridad alimentaria e hídrica están estrechamente unidas”, indicó Benedito Braga, presidente del Consejo Mundial del Agua (CMA), quien también defendió que “la agricultura tiene que seguir el camino de la sostenibilidad y no el de la rentabilidad inmediata”.

María Helena Semedo, directora general adjunta de la FAO, resaltó que en esta “época de cambios acelerados y sin precedentes, nuestra capacidad para proporcionar una alimentación adecuada, inocua y nutritiva, de forma sostenible y equitativa, es más relevante que nunca”.

De acuerdo con el informe, en la actualidad la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, y la proporción podría alcanzar los dos tercios para las próximas tres décadas.

El problema en Nicaragua
“Estamos viviendo tiempos de tensión sobre los  recursos hídricos, en todo el mundo hay problemas de disponibilidad y uso de agua, promovidos por el cambio climático y Nicaragua no es la excepción.  Creo que debemos replantearnos la forma de producción que tenemos y la forma que destruimos los bosques”, señaló el científico nicaragüense Salvador Montenegro.

El especialista afirmó que “en Nicaragua, las formas de producción agrícola no son muy sanas, ya que se inundan arrozales y cañaverales, además la ganadería utiliza un sistema parecido al que utilizaban los españoles 500 años atrás, causando un gran desperdicio de agua”.

Montenegro dijo que otro informe de la FAO, que data de hace 20 años, indicaba que cada nicaragüense contaba con una disponibilidad de 38 mil metros cúbicos de agua por año, sin embargo, esa cantidad ha disminuido por el crecimiento de la población y la desaparición de algunos cuerpos de agua.

Agricultura responsable
Por su parte, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), explicó que desde su organización se está promoviendo el uso racional del agua y se intenta crear sistemas para cosechar agua y poder mantener los cultivos y el ganado a lo largo del año.

El representante gremial además detalló que el sector arrocero utiliza la nivelación de suelo para hacer más eficiente el riego de sus cultivos.

Respecto al informe de la FAO, que la agricultura puede acabar con las reservas de agua en el mundo, Healy aseguró que en Nicaragua se cultivan 1.7 millones de manzanas y que de ese total solo el 4% utiliza sistemas de riego, según el último censo agropecuario que presentó el Gobierno.

Healey añadió que este año esperan más lluvias que el año pasado y que tienen pronosticado crecer en 5 y 8% el sector agropecuario.

El Niño, amenaza latente

AFECTACIÓN• Meteorólogos de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, que se dieron cita en Managua la semana que acaba de concluir, para participar en el Foro del Clima de América Central, advirtieron que el fenómeno El Niño tendrá presencia en la región durante este año, causando escenarios en los que habrá una leve escasez de lluvia y una prolongación del período de la canícula (julio y agosto de cada año).

En el caso de Nicaragua, las proyecciones emitidas por los especialistas señalan que la zona Occidental (León y Chinandega), una parte de la zona Norte y la Región Autónoma del Caribe Sur registrarán precipitaciones que estarán por debajo de lo normal.
Salvador Montenegro señaló que Nicaragua aún cuenta con reservorios de agua importantes y quedarse “seco”, como señala el informe de la FAO, es difícil.  

Sin embargo, el especialista advirtió que el Gobierno debe comenzar a trabajar porque se cumpla la Ley General de Aguas, para no llegar a un estado crítico donde falte el vital líquido en todo el país.

“Se debe trabajar en reforestar las 21 grandes cuencas con las que cuenta el país, para que las reservas de agua subterráneas se puedan recargar, al igual que los lagos y ríos que lentamente se secan”, destacó Montenegro.