•   Quilalí, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |

Más de 300 mil córdobas es la pérdida que sufrió un comerciante de la cabecera municipal de Quilalí, después de ser asaltado bajo intimidación con armas de fuego que empuñaban dos delincuentes frente a su casa de habitación, a eso de las 8 de la noche del viernes último.  

Según datos preliminares que brindó el comisionado Pablo Ardón, vocero de la Policía Nacional en Nueva Segovia, la víctima del atraco -de la que solo mencionó el nombre de Eduardo- intentó oponerse, por lo que uno de los sujetos le disparó, pero el proyectil solo le pasó de refilón por el cuero cabelludo.

Escaparon en camioneta
Se conoció que una vez que los ladrones lo redujeron y despojaron de un maletín que contenía el dinero, producto de la venta del día, se lo llevaron en su misma camioneta con rumbo al norte del poblado, con dirección a la comarca de Caulatú, donde lo dejaron botado entre las tinieblas.

El vehículo fue encontrado por la Policía en horas de la madrugada en una de las riberas del río Jícaro, salida hacia Wiwilí. Las autoridades policiales presumen que el dúo de asaltantes esperaba a que el comerciante cerrara su local y se trasladara con el dinero a su casa de habitación.  

El comisionado Ardón dijo que se ha montado un operativo especial para dar con la captura de los delincuentes.