•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Unos 30 municipios, sectores y barrios que están en zonas elevadas y alejadas de los sistemas de bombeo, se encuentran afectados por la falta de agua potable, informó ayer Ervin Barreda Rodríguez, presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

“Desde Enacal tenemos afectaciones en algunos sectores de algunos municipios. Debemos decir que son unos 30 municipios, sectores y barrios que están en zonas elevadas y más alejadas de los sistemas de bombeo”, admitió ayer Barreda en una conferencia que las autoridades brindaron solo a medios oficiales.

Lea además: Cambio climático doblega a Nicaragua

El funcionario explicó que las altas temperaturas dificultan la distribución de agua, aunque no precisó cuáles son los municipios que enfrentan la falta del líquido, ni el número de habitantes afectados.

“Se rompieron los récords históricos de temperaturas medias en el país, lo que significa que a mayores temperaturas, los recursos, los niveles de los pozos y aguas superficiales tienden a tener un mayor impacto sobre la disponibilidad de agua”, indicó.
La semana pasada la Mesa Nacional de Gestión de Riesgos dio a conocer que los 33 municipios del corredor seco son los que más sufren con el cambio climático.

Esos municipios, donde la temperatura promedio aumentó  en 0.10 grados Celsius en los últimos 20 años, están en los departamentos de León y Chinandega (Occidente), así como en Estelí, Madriz, Matagalpa y Nueva Segovia (Norte).

Recomendaciones
Barreda pidió a los usuarios que viven en zonas bajas utilizar el agua “a la mínima expresión”, para que el líquido llegue a los grifos de la población que habita en los sectores altos y donde actualmente el sistema de bombeo no da abasto.

Además, sugirió a los productores que hacen uso del riego, crear medidas de ahorro de agua mientras llega la temporada de invierno.

“Nosotros nos preparamos siempre en cada verano con 40 cisternas que están desplegadas en todo el país, además de la instalación de válvulas para distribuir el agua y así permitir a la gente ingerir el vital líquido en sus casas”, concluyó Barreda.

La situación
El Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) advirtió el lunes que las elevadas temperaturas provocarán tormentas tropicales más intensas, más epidemias como dengue y malaria, daños en la agricultura y el agua presentará parásitos y microorganismos.

La temperatura en Nicaragua, a nivel general, se ubica entre los 31 y 37 grados Celsius en promedio, de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Estrategia
Por otro lado, la ministra de Salud, Sonia Castro, dijo ayer que preparan una estrategia nacional de prevención para mitigar el daño causado por el cambio climático.

Comentó que en este momento las autoridades de salud acopian ideas y propuestas entre los médicos para luego ejecutar un “plan específico, con recomendaciones y sobre todo para brindar información a la población”.

En ese sentido, los expertos recomiendan aumentar la ingesta de agua e incluso duplicarla para hacer frente a este período de intenso calor.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus