•  |
  •  |

El último año ha sido de incertidumbre para la comunidad educativa del centro Sagrada Familia, en Ticuantepe. En todo este tiempo, la Alcaldía de dicho municipio ha insistido en que el muro perimetral del colegio es inestable y puede colapsar, pese a que en su momento ordenó su construcción y ha recibido pruebas de que la obra cuenta con todas las características de rigor.

Para este lunes 20 de abril estaba prevista una reunión entre las autoridades del colegio y de la Alcaldía, en la que especialistas analizarían las características estructurales del muro y, con base en ello, acordarían una solución para terminar con las presiones de la comuna, que están dirigidas a cerrarlo y trasladar a los 238 niños y niñas matriculados a un centro público en el turno vespertino.

Sin embargo, dicha reunión no se dio, por lo que padres y madres de los estudiantes se plantarán hoy frente a la Alcaldía de Ticuantepe para exigir que no cierren el colegio, el cual, a pesar de haber sido fundado en agosto del 2007 por una iniciativa privada, funciona como un centro público que no cobra ningún tipo de arancel a sus alumnos.

Perjudicados
Karla Fonseca, madre de dos niñas que están en III nivel y cuarto grado, señaló que aparte de la educación gratuita y de calidad que reciben sus hijas, la ubicación del centro educativo Sagrada Familia (kilómetro 14 de la Carretera a Masaya) es idónea para ella y otros padres y madres que, en el caso de cerrar este colegio, tendrían que matricularlos en lugares más alejados, como el mismo Ticuantepe, Esquipulas y Veracruz.

La representante administrativa y directora del colegio, Olga Velázquez Pereira, indicó por su parte que no entienden por qué la comuna insiste en que el muro perimetral es inseguro y debe ser demolido, si en su momento autorizó dos refuerzos del mismo, primero en el período 2008-2009 con columnas trapezoidales y el segundo en el 2012, cuando solicitaron permiso para ampliar un pabellón de aulas.

Velázquez Pereira afirmó que el muro, que tiene 5 metros de alto y 30 metros de largo, está reforzado con 33 columnas trapezoidales cada dos metros en el costado oeste del centro y con columnas y zapatas cada dos metros y medio en el costado norte del colegio.

¿Qué pasará?
Agregó que la última notificación que recibieron de la Alcaldía de Ticuantepe fue una resolución del Consejo, en la que les informan que ya se han agotado todas las vías administrativas para resolver el problema. En ese sentido, dijo que el próximo paso para defender su posición y evitar el cierre del centro es por la vía judicial.

Además, Velázquez Pereira dijo que le han propuesto a la comuna construir otro muro, pese a que no es necesario porque el existente es lo suficientemente resistente, pero el departamento de Urbanismo se ha negado a extender el permiso. “Nos han tratado como si estuviéramos cometiendo un delito”, expresó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus