•  |
  •  |

Los talleres autorizados para realizar la Inspección Mecánica Vehicular (IMV) y la revisión de emisión de gases no parecen los mismos que hace un par de semanas. Desaparecieron las largas filas de conductores urgidos por poner su documentación al día para evitar ser multados por los agentes de Tránsito Nacional.

Tras el anuncio de una prórroga, válida hasta el 2 de enero de 2016, en algunos de estos negocios de la capital había como máximo una decena de conductores esperando ser atendidos.

El Centro Automotriz Discovery, por ejemplo, vio reducida la demanda en un 50%, aseguró Carmen Téllez, cajera de ese taller. Por la mañana del lunes, antes del anuncio de las autoridades, recibieron a 60 clientes. Ayer, apenas 30 automotores fueron ingresados para el chequeo.

Carlos Miranda, uno de los conductores que a pesar de conocer del tiempo de gracia, comentó que decidió realizar el trámite porque “este mes se vencen los certificados. Uno tiene que cumplir con los requisitos independientemente de la prórroga”, dijo.

Sin embargo, el gerente del Taller San Guillermo, Everth Palacios, asegura que la posición de Miranda no es una constante, ya que el último día que su negocio estuvo lleno fue el Miércoles Santo.

Palacios advierte que el problema de la prórroga no resuelve la falta de capacidad de los talleres, ya que culturalmente este tipo de trámites se dejan a última hora y no se realizan a menos que alguien, ya sea una ley o un plazo, lo manden de esa forma.

“Yo creo que tres meses son suficientes. Pero ocho meses es demasiado. Va a pasar lo mismo que ahora y nunca se va a inspeccionar ni se va a cumplir la ley o actualizar el parque vehicular al menos de Managua”, indicó.

Consecuencias
De acuerdo con Olivia Guevara, oficial de incidencia en Hidrocarburos y Energía, en el fondo esta prórroga puede tener efectos negativos.

“Estamos flexibilizándonos sin tener en cuenta el aspecto ambiental, sin tener en cuenta que a pesar de que Nicaragua no es un país industrializado, la flota vehicular ha crecido mucho en los últimos años. Eso lo vemos reflejado en el tráfico y los embotellamientos en las horas pico. Y eso significa que también se ha incrementado la cantidad de emisiones de gases anualmente”.

Asimismo, estimó que la emisión de gases expondrá a la población a respirar ácidos y tóxicos que a largo plazo podrán incidir en padecimientos como asmas o problemas respiratorios.

“Esto no lo vamos a ver de inmediato, pero dentro de cinco o diez años otras enfermedades se van a empezar a desarrollar”, apuntó.

Quejas por multas
El comisionado mayor Norman Castillo, segundo jefe de la Dirección Nacional de Tránsito, admitió que durante la mañana de ayer se recibieron quejas de parte de algunos conductores que fueron multados por no portar los certificados de IMV y emisión de gases, quienes argumentan que los agentes que los sancionaron no conocían el decreto que establece la prórroga.

“Si el policía no conoce la disposición y se empeña en multarlo, acepten la boleta y recurran de amparo para anularla”, dijo el jefe policial.

Además, Castillo anunció que pronto habilitarán a más talleres que serán certificados por Inatec para hacer las inspecciones mecánicas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus