•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Ocho familiares de Nahum Bravo Tórrez, presunto autor intelectual y material del triple asesinato descubierto el pasado 10 de abril, encabezan la lista de testigos que tiene el Ministerio Público para demostrar la culpabilidad de él y de los otros 4 acusados por el múltiple crimen.

Entre los testigos de cargo destacan Nubia Tórrez Blanco, madre del acusado, tres hermanos, un tío paterno, dos cuñados y un primo.

Con los testimonios de los parientes de Bravo la Fiscalía demostrará en juicio, las acciones que Nahum hizo para ocultar los crímenes de su padre, Santos Bravo Gómez, su hermana paterna, Lucía Bravo Murillo y su madrastra, Rosibel Murillo Luna.

Entre los testigos aparece Martha Verónica Toledo, cuñada de Nahum Bravo, a quien Rosibel Murillo le trabajaba como ayudante de cocina en un mercado capitalino.

CHAT DE ULTRATUMBA
Toledo relatará que la última vez que vio a Murillo con vida fue el jueves 26 de marzo, cuando esta llegó a trabajar a su negocio, al día siguiente, el viernes, a las 9:55 a.m., recibió un mensaje de texto procedente del teléfono 77151311, donde supuestamente Lucía Bravo decía: “Hola doña Vero, soy Lucía, le escribo para decirle que mi mamá no va llegar a trabajar, porque salimos fuera de Managua con mi papá y en la casa, mi papá dejó a mi hermano Nahum cuidando”.

Pero las investigaciones revelaron que para esa fecha y hora, Lucía Bravo ya era difunta y estaba en una fosa junto a sus padres.
Reyna Fonseca Tórrez, hermana materna de Bravo, dirá en el juicio que el 9 de abril su mamá, Nubia Tórrez, llamó vía telefónica a Orquídea Orozco para preguntarle porqué ella y su marido andaban huyendo, a lo que respondió: “No voy a decir nada; Nahum te va a contar”.

Jorge Ramírez Rivera, padrastro de Bravo, también ofrecido como testigo, manifestará en juicio que Orozco y su hijastro dejaron de llegar a la casa de Nubia Tórrez y de contestar los teléfonos cuando esta comenzó a preguntarles por el paradero de Santos Bravo.

Henry Ríos Granado, otro testigo que tiene la Fiscalía, asegura que Orozco y Bravo llegaron a su puesto de trabajo frente a la UCA el pasado 27 de marzo, solicitando dos metros y medio de tierra que luego llevó y descargó a la orilla de la fosa donde fueron encontradas las tres víctimas.

ABRIRÁN CAJA FUERTE
Pese a la gravedad de los hechos y testificales, un informe de los especialistas de Psiquiatría Forense del Instituto de Medicina Legal (IML) revela que Bravo minimiza los hechos.

Además refieren que la evaluación psiquiátrica de Bravo “no es conclusiva”, porque deben entrevistar a su mamá para evaluar la infancia del reo, diligencia que se realizará 48 horas después de que le avisen a la mujer que debe comparecer al Instituto.

El juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital también ordenó que la caja fuerte encontrada en la casa donde ocurrió el triple crimen sea abierta por la Policía mañana en presencia de la Fiscalía y los abogados defensores.

32 son los testigos que tiene la Fiscalía para demostrar culpabilidad de los acusados de triple crimen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus