•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El embajador de Brasil en Managua, Felipe Mendonça, aseguró este jueves que el proyecto hidroeléctrico Tumarín será construido en el período acordado, un plazo de cuatro años, ya que las obras de acceso a la zona donde estará localizado ya comenzaron y se ha podido llegar a un acuerdo con el 99% de los pobladores del lugar.

Mendonça detalló ante los diputados de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional que las siguientes obras serán la construcción de un campamento para los ingenieros y los obreros, así como la finalización de la indemnización de los pobladores de Apawás.

El embajador detalló que el dinero para la construcción de la hidroeléctrica, valorada en 1,100 millones de dólares, está listo. Solo en concepto de indemnización se pagaron US$16 millones, detalló.

Detalló que quienes faltan por indemnizar es porque tienen problemas de propiedad o bien son espacios de iglesias, colegios y centros de salud.

Finalmente, Mendonça indicó que el proyecto estará listo para entregar el 28 de febrero de 2019.

Por su lado, la diputada Jenny Martínez, presidente de la Comisión de Infraestructura, refirió que de acuerdo a lo presentado el proyecto “va en tiempo y forma”.

Martínez detalló que Tumarín ya tiene el permiso de construcción y el permiso ambiental. También indicó que ya está ubicado el lugar en el que se reubicará a los pobladores de Apawás, cuyas viviendas serán construidas por el proyecto.

La construcción de la hidroeléctrica Tumarín, que costará 1.100 millones de dólares, dará inicio este año y entrará a funcionar en 2019, con una capacidad de generación de 253 megavatios, la mitad de lo que actualmente consume el país.

Tumarín, cuya represa estará ubicada en el municipio de La Cruz de Río Grande, a 470 kilómetros al noreste de Managua, en la Región Autónoma del Caribe Sur, RACS, generará 5.000 empleos directos durante su construcción.