•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

“El agua se metió con fuerza a mi propiedad el lunes, eran las 3:30 p.m., nos asustamos porque pensamos que iba a ponerse peor, pero afortunadamente solo fueron unos minutos y luego se normalizó”, relata Ángela Martínez, de 48 años, una de las habitantes del sector de La bocana de Poneloya, cuya vivienda ha sido afectada por el fuerte oleaje que persiste en este balneario desde hace 15 días.

Si el fenómeno persiste o arrecia, la Defensa Civil recomendó a los lugareños que evacuen las áreas bajas.

Hasta ahora las afectaciones ocasionadas por el oleaje son el socavamiento de los cimientos de la plazoleta del balneario Poneloya, cerca del antiguo hotel Lacayo, e inundaciones de viviendas construidas a escasos metros de la costa.

De momento, la Dirección de Obras Públicas de la municipalidad decidió rellenar con piedra y material selecto las grietas ocasionadas por las corrientes en la plazoleta de Poneloya. “Es necesario reforzar la infraestructura de dicha plazoleta y rehabilitar la vía a orilla del balneario, se ha brindado recomendaciones a los lugareños como medidas de precaución”, comentó escuetamente Margarita Hernández, responsable de la Oficina de Riesgo Municipal en la Alcaldía.

En tanto, Daniel Ramón Salinas, de 67 años, otro poblador de Poneloya aledaño a la plazoleta, comentó que las olas estuvieron altas, pero a partir de este jueves la situación se normalizó.

“Todos los años en esta época de verano con los fuertes vientos se producen olas gigantes que arrastran las corrientes a una distancia mayor de lo normal, es una situación que nunca nos ha preocupado; lo que ocurre es que el muro de contención de la plazoleta ha carecido de mantenimiento por parte de las autoridades, fue construido en 1965 durante la administración de René Schick Gutiérrez”, afirmó Salinas.

Según Salinas, las mareas altas se registran en abril y octubre. “Lo único que se ha presentado (esta vez) es que las corrientes se han metido a las viviendas y a la orilla de la calle principal de este balneario en algunos sectores bajos”, comentó.

En tanto, Aarón Nicolás Mojica, pescador artesanal del balneario Las Peñitas, expresó que hace una semana  los pescadores han optado por evitar introducirse al mar como medida de precaución.