•  |
  •  |
  • END

El director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Luis Morales, descalificó la denuncia que hizo el ex director de esta institución, Clemente Guido, sobre la instalación de sanitarios públicos y el traslado de los restos óseos del Obispo Fray Antonio de Valdivieso, argumentando que se trató de un show publicitario.

Además, dijo que la información que brindó el ex titular de Cultura fue manipulada y malintencionada, ya que Guido fue el primer funcionario que irrespetó la historia de este centro arqueológico al sacar los restos de los frailes de su iglesia original.

“Fue el licenciado Clemente Guido quien dejó los restos de los obispos frente a los sanitarios de León Viejo. Lo que nosotros estamos haciendo es regresándolos a las ruinas de la iglesia de La Merced, donde se les va a construir una nueva cripta”, dijo Morales.

Agregó que lo incorrecto fue sacarlos de la iglesia de La Merced donde descansaron por 400 años, y colocar la cripta frente a los sanitarios.

“Lo que él está tratando de hacer es un show publicitario, pero esto es un tema de carácter ético, religioso y de educación civil. Para mí es más importante regresarlos a su antigua iglesia donde estaban enterrado, lejos de los sanitarios”, recalcó el director del INC.

Fuente musical no es una prioridad

Morales también se refirió a la fuente musical que estaba ubicada frente al Palacio Nacional, y dijo que por el momento no es prioridad del gobierno volver a construir esta obra pública, que en un primer momento se dijo que sería trasladada al parque “Rubén Darío”.

Esta obra fue destruida a inicios de junio por el gobierno, a pesar de que este ornato tenía un costo superior a los 300 mil dólares.

“El traslado se ha venido posponiendo, pues hay otras necesidades en la población, muchas, debido a los desastres naturales. Habrá el tiempo en el que vamos a darle su lugar a lo que quedó de la fuente, ya que ésta funcionaba en un 30 por ciento de su capacidad, y era más caro para nosotros habilitarla”, señaló el titular de Cultura.

Purísimas: una tradición

Estas declaraciones las brindó durante el entrega de reconocimiento a los ganadores de los mejores altares a la Virgen María. Morales indicó que el objetivo de este concurso era rescatar las tradiciones populares de la Purísima, la cual es una fiesta nacional.

“Éste es un asunto de fe y religión del pueblo católico que se mezcla con la cultura a través de sus cantos, música, comida, dulces y artesanía, que se elaboran para la Purísima. Nosotros a través de estos concursos queremos estimular a las personas a preservar la tradición”, dijo el director del INC. En esta actividad participaron entre 50 y 70 altares de los departamentos de León, Chinandega, Granada, Masaya y Managua.