• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un total de US$209,000 dólares en tres certificados de depósitos, así como prendas de oro, alhajas bañadas con ese material precioso, la escritura de una propiedad, una pluma de gran valor y C$18,000 en efectivo es la fortuna que permanecía en la caja fuerte de Santos Bravo Gómez, asesinado junto a su hija y su esposa, por su propio vástago, Nahum Bravo Tórrez.

La caja fuerte de Bravo, ultimado junto a su hija Lucía Bravo Murillo y su esposa, Rosibel Murillo Mejía, el pasado 26 de marzo, fue abierta por la Policía este lunes en presencia del Ministerio Público y tres de los cuatro abogados defensores.

Clementina Orozco y Álvaro García, dos de los abogados defensores, dijeron a los periodistas que dentro de la caja fuerte encontraron dos certificados a nombre de Santos Bravo depositados en bancos nacionales y que totalizan U$$200,000.

El tercer certificado, por un monto de U$$9,000, está depositado en un banco panameño, también a nombre de Santos Bravo, indicaron los litigantes, para quienes lo encontrado en la caja fuerte no tiene mayor trascendencia en el proceso judicial que continúa hoy martes.

Anillos

La Policía reveló el contenido de la caja fuerte.La abogada Clementina Orozco, defensora de Erick Blandón Largaespada, acusado de encubrir el crimen y el robo, destacó que entre las alhajas encontradas en la caja fuerte sobresale un anillo de oro con una piedra de color rojo y un crucifijo de igual material.

En la caja fuerte abierta por los cerrajeros luego de una hora, también se encontraron las escrituras de los terrenos donde Santos Bravo construyó la casa donde su hijo, Nahum Bravo Tórrez, junto a varios cómplices, cometieron el triple asesinato.

Para Heriberto Sandoval, abogado defensor de Nahum Bravo Tórrez, señalado de ser el autor material e intelectual del triple crimen, no significa que el móvil de la barbarie sea económico.

Sandoval, al salir de la DAJ insistió en el supuesto estado de demencia de su representado, agregando que Nahum Bravo Tórrez recibió maltrato infantil, pero sin señalar quién fue el causante del mismo.

Según Sandoval, el maltrato del que supuestamente fue víctima su cliente, desarrolló en Nahum Bravo Tórrez un sentimiento de rencor, sin embargo lo aseverado por el abogado defensor es desvirtuado por el examen de psiquiatría forense hecho al reo, en el que se indica que no hay evidencia de trastorno mental en él.

  • El abogado de Nahum Bravo Tórrez también dijo a los reporteros que hasta la tarde de ayer no se había practicado la ampliación de la pericia psiquiátrica a su cliente y tampoco la entrevista a Nubia Torrez, mamá del acusado, a como lo ordenó el juez de la causa.