• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

El número de sospechosos de participar en el asesinato del comerciante Santos Bravo Gómez; su cónyuge, Rosibel Murillo, y su hija, Lucía Bravo Murillo, aumentará hoy jueves, porque serán denunciados ante la Policía Nubia Tórrez, mamá de Nahum Bravo Tórrez, presunto autor material e intelectual del triple crimen, además de un hermano de este y un tercero sin identificar.

La acusación será presentada en la IV Sección de Policía, afirmó la abogada Vilma Ampié, apoderada judicial de Dionisio Bravo, hermano de Santos Bravo, y José Adán Murillo, hermano y tío materno de las otras víctimas.

“Hay pruebas de que ella -Nubia Tórrez- fue quien planificó el crimen macabro… Lo que hay de maquinación en este caso, --el triple asesinato--, es algo nunca visto en la historia de Nicaragua”, aseguró la abogada Ampié.

“LUCHA” CIVIL
La denuncia que será presentada hoy en la Policía está respaldada con el testimonio de vecinos de la familia de Nahum Bravo y terceros que aseguran haber sido contactados por Nubia Tórrez para ejecutar el triple asesinato, reveló Ampié a los periodistas en la entrada al Complejo Judicial Central de Managua.

El abogado civilista Javier Lacayo manifestó que para definir el destino final de la herencia dejada por Santos Bravo Gómez, deberán celebrarse dos juicios por la vía civil.

El primer proceso deberá ser para declarar a los herederos de la fortuna y el segundo para repartir los bienes entre quienes sean declarados herederos, explicó.

El profesional del derecho señaló que en el caso de Nahum Bravo, este no tiene derecho a nada de la fortuna dejada por su padre, en la que sobresalen U$$200,000 en certificados de depósito, alhajas y oro.

El Código Civil considera indigno a quien cause la muerte de la persona que deja la herencia, e igual suerte correría cualquier otro hermano de Nahum que resulte involucrado en el triple crimen, subrayó el entrevistado.

CUARTA CONYUGAL
Lacayo también dijo que los familiares de la asesinada Rosibel Murillo, pareja de Santos Bravo, tienen derecho a reclamar parte de la herencia dejada por el comerciante sobre la base de la cuarta conyugal.

El experimentado abogado señaló que la familia Murillo-Mejía también puede reclamar, como herederos colaterales, la parte de la fortuna que les correspondería a Lucía Bravo Murillo, quien fue asesinada junto a sus padres.

Abner Bravo Cruz, hijo mayor de Santos Bravo, confirmó que presentará una demanda por la vía civil para que un juez lo declare heredero de los bienes de su padre.