• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

La lluvia está incluida entre los factores de riesgo que incrementan la probabilidad de que ocurra un accidente de tránsito, por lo que los especialistas recomiendan tener cuidado al circular por las vías cuando esté lloviendo, a fin de prevenir colisiones, proteger la vida y evitar daños en el vehículo.

“Antes de salir a la calle, debemos revisar los niveles de agua, aceite y la batería del vehículo; además se deben examinar las llantas para garantizar que el grabado esté en buen estado, porque si el automotor cae en un manjol sin tapa --que abundan en las calles-- y uno no los ve, la ‘llanta pelona’ puede explotar. En cambio una en buen estado aguanta el golpe”, explicó el personal del Taller Automotriz Discovery, en Managua.

Una rueda en buen estado debe tener grabados de entre un octavo y dos milímetros de espesor, aseguraron.

“Por eso insistimos en hacer conciencia entre los conductores acerca de la importancia de utilizar llantas en buen estado y no descuidar este importante componente del carro, del cual depende la eficiencia del frenado en una situación de emergencia o el correcto agarre en condiciones de lluvia en la carretera”, afirmó mediante una comunicación escrita Ana María Arce, coordinadora de Relaciones Corporativas y Comunidad de Bridgestone.

RECOMENDACIONES
Igualmente los técnicos sugieren revisar la suspensión del automotor, el sistema eléctrico, porque en el período de lluvia puede haber neblina o precipitaciones; para ambos casos se necesita circular con las luces encendidas.

“Si está lloviendo fuerte, lo más recomendable es no salir de casa, pero si hay que hacerlo, los conductores deben buscar sitios altos o bahías, apagar el automotor y esperar que deje de llover, porque si sigue la marcha --aunque el vehículo esté en buen estado--, puede ser arrastrado por las corrientes o se le puede ir agua al motor, lo que es grave”, manifestaron los mecánicos del Taller Discovery.

El agua de lluvia al mezclarse con polvo y grasa de la calzada convierte las carreteras en superficies deslizantes, lo que requiere de conducción responsable, defensiva y el uso de técnicas especiales para evitar accidentes, aseveró la representante de la multinacional.

“Vivimos en un clima tropical, lo que nos obliga a lidiar con las condiciones adversas que esto representa a la hora de conducir”, enfatizó Arce.