• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

El fuerte oleaje que se ha registrado en la franja del Pacífico de Nicaragua, afectando principalmente al Occidente del país, comenzará a disminuir paulatinamente en el transcurso de la semana, según proyecciones del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

“Tenemos un leve pero paulatino debilitamiento de las marejadas, a partir de hoy (ayer) se prevé que haya una ligera disminución teniendo olas de aproximadamente de 1 a 1.7 metros y para mañana miércoles, jueves y hasta llegar al viernes vayamos a tener ya olas de 1.2 a 1.7 metros, que es la altura promedio del oleaje”, explicó Marcio Baca, director de Meteorología de esta cartera.

El funcionario advirtió que el oleaje continuará presentándose principalmente en horas de la tarde, por lo que las recomendaciones de no ingresar al mar para bañistas, poblaciones costeras y pescadores se mantienen hasta el próximo sábado.

Oleaje y marea alta
Baca precisó que una de las características de las marejadas es que se incrementan al coincidir con las horas de marea alta, por lo que recomendó a la población tener mucha precaución.

En este sentido el especialista agregó que el martes la marea alta se desarrolló entre las 3:30 y 3:50 p.m., mientras que para hoy será entre 4:43 y 4:50 p.m.; mañana jueves la hora prevista será entre 4:53 y 5:09 p.m. y para el viernes sería entre las 5:35 y 5:39 de la tarde.

De momento, entre las afectaciones provocadas por este fenómeno se incluye una persona fallecida, una desaparecida y daños en 45 casas.

Sobre el clima
Finalmente Baca expresó que desde el lunes el país experimenta condiciones atmosféricas estables, lo que ha incidido en la reducción de lluvias en el territorio y esto ha provocado el incremento de temperaturas, aunque no descartó precipitaciones en la zona montañosa de Nicaragua.

“Para Occidente las temperaturas serán de 37 o 38 grados, en Managua 36 grados y en el resto del territorio las temperaturas oscilarán entre 31 y 32 grados Celsius”, expresó Baca.