•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Policías mexicanos rescataron a un centenar de indocumentados, entre ellos nicaragüenses, secuestrados en el centro de México presuntamente por hombres originarios de Centroamérica, informó el miércoles el gobierno estatal.

"Una supuesta banda de traficantes de indocumentados (...) fue detenida" por policías de la Comisión Estatal de Seguridad del Estado de México por ser "probable responsable de privar de la libertad a 100 personas de diferentes nacionalidades", indicó en un comunicado la dependencia.

Los policías fueron alertados por un hombre guatemalteco que declaró haber escapado de un domicilio de esa localidad, "donde fue retenido contra su voluntad durante 35 días" junto con "aproximadamente 100 personas, incluyendo mujeres y niños", añadió el parte.

En 20 patrullas, los policías acudieron al lugar donde rescataron a "67 hombres, 19 mujeres y 14 menores de edad" de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Sri Lanka e India.

En el lugar fueron detenidos seis hombres Honduras y El Salvador a cargo de la casa de seguridad, más el guatemalteco que dio la alerta del secuestro masivo porque las personas rescatadas declararon a las autoridades que él también formaba parte de los plagiarios.

"Los indocumentados (liberados) manifestaron que los habían amenazado de que si no daban algún número telefónico para pedir dinero a sus familiares, los entregarían a la delincuencia organizada", concluyó el comunicado, en el que no se especificó el estado de salud de los plagiados.

Unos 200.000 extranjeros indocumentados, la mayoría centroamericanos, ingresan cada año a México para buscar una mejor vida en Estados Unidos en un camino plagado de amenazas de organizaciones criminales que los secuestran, extorsionan y asesinan, de acuerdo con datos oficiales y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, ombudsman).

Una de las expresiones más crueles de esos crímenes tuvo lugar en San Fernando, Tamaulipas (fronterizo con Estados Unidos), donde entre el 22 y 23 de agosto de 2010 el cartel Los Zetas masacró a 72 inmigrantes de Centro y Suramérica porque sus familiares no pagaron sus rescates y se negaron a ser reclutados por esa agrupación delictiva, según la investigación oficial.