•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El joven Jean Carlos Jarquín Pérez, de 19 años y uno de los seis acusados por la muerte a tiros del oficial del Ejército Rafael Ángel Delgadillo Mora, fue llevado nuevamente a las celdas policiales de  la Dirección de Auxilio Judicial Nacional (DAJ), confirmaron sus familiares, que ayer gestionaban el permiso para verlo.

Jarquín Pérez fue acusado por la Fiscalía la tarde del martes 5 de abril ante el juez de Audiencias de Rivas, Alcides Muñoz Alemán, pero sus parientes no lo han logrado ver.

Según su abogada defensora, Karen Celeste, una vez que concluyó la audiencia el joven fue trasladado nuevamente a la DAJ, “porque sus familiares llegaron el miércoles en la mañana a llevarle ropa y alimentos, y les dijeron que ya no estaba en Rivas”.

Los parientes de Jarquín Pérez visitaron la mañana de este jueves la DAJ, pero no se les  permitió verlo. En vista de eso, presentaron un escrito ante el juez Alcides Muñoz Alemán para que gire un oficio al jefe de Auxilio Judicial, comisionado mayor Ramón Gámez, y  se les autorice realizar visitas.

El joven fue apresado la mañana del 28 de abril pasado. Tras su captura fueron detenidos María Margarita Santana Espinoza y el fallecido Javier Ponce Sanarrucia, a quien en la acusación lo señalan de planificar el asesinato del oficial del Ejército.

De la joven Santana Espinoza se conoce que continúa recluida en las celdas policiales de Rivas,  mientras la Policía sigue extendiendo sus operativos sigilosamente para encontrar nuevas pistas que ayuden a esclarecer el crimen y dar con el paradero de los prófugos: Alberto José Granja Alguera, Maynor José Ponce Rojas y  el costarricense Ángel Sanarrucia. Este último, según la acusación, vino desde el vecino país con la misión de ultimar a Delgadillo Mora.

De Ponce Rojas, se sabe que también posee cédula tica, pero con el nombre de Maynor José Gutiérrez Rojas.