•  |
  •  |

Descender a 60 kilómetros por hora la falda del volcán Cerro Negro, en León, da un poco de miedo, pero también curiosidad. Es irónico, pero entre más rápido va bajando en una tabla sobre la arena, más va subiendo la adrenalina.

El sandboarding, como se le conoce a esta práctica que tiene cada día más popularidad en Nicaragua, es un deporte extremo que  permite a las personas deslizarse sobre una tabla en las cenizas y arena negra del Cerro Negro, que tiene una altura de 728 metros sobre el nivel del mar.

Escalar este volcán toma aproximadamente una hora y media, y al momento de descender, las personas tienen la opción de ir sentadas o de pie sobre la tabla.

Para disfrutar de esta aventura se recomienda usar lentes de sol, bloqueador solar, agua, zapatos cómodos para caminar y una cámara de vídeo, fotográfica, o un celular para captar las mejores imágenes.